Familia de estudiante de la U. Andes que se quitó la vida, denuncia «abusos y tratos injustos» de profesoras

La universidad que entre sus valores destaca la "búsqueda y compromiso con la verdad" y "aprecio por la dignidad humana", inició una investigación para determinar posibles responsabilidades.

Familia de estudiante de la U. Andes que se quitó la vida, denuncia «abusos y tratos injustos» de profesoras

Autor: Raimundo Gallardo
03/04/2024

Profunda conmoción provocó el lamentable suicidio de la estudiante de Terapia Ocupacional de la Universidad de Los Andes, Catalina Cayazaya.

A través de redes sociales, la familia de la estudiante publicó una carta titulada «a Catalina le arrebataron las ganas de vivir» donde detalló los motivos que llevaron a Catalina a quitarse la vida.

En la publicación de instagram, correspondiente a la cuenta @justiciaxcatalina, dan cuenta del hostigamiento que sufrió la estudiante durante la última etapa de su carrera, en los denominados «internados».

«Su primer internado le tocó una tutora de Terapia Ocupacional que usaba a las internas para realizar talleres y que las trataba según el ánimo con que amanecía, incluso con insultos y faltas de respeto. Lo comentó con su profesora a cargo, pero sin ningún resultado», dice el comunicado.

Tanto así que para Catalina fue una sorpresa que en las evaluaciones preliminares la felicitaran por su desempeño. Se presentó al examen sin nota de desemeño y con la exigencia de evaluar a la tutora previo a este (ambas situaciones completamente irregulares e ilegales, en conocimiento de la universidad). La evaluó creyendo que no llegaría a ella hasta después. La reprobó».

«Fui a la universidad, me entrevisté con sus profesoras y la directora de carrera. Les planteé todas las irregularidades en que se incurrió, documentado con mails y mensajes de WhatsApp. Les mostré que mi hija ya no quería vivir, que perdió la esperanza y el propósito vital. Solo promesas de que se investigaría. Ninguna investigación, ninguna sanción. Solo que su última tutora, ya no recibirá más internas en su consulta particular. Mi hija fue la última».

«El 16 de marzo de este año la encontré muerta en la mañana, con una nota pidiéndome perdón por no poder resistir tanto dolor».

La universidad que entre sus valores destaca la «búsqueda y compromiso con la verdad» y «aprecio por la dignidad humana», inició una investigación para determinar posibles responsabilidades.

«Iniciamos una exhaustiva investigación para determinar las eventuales responsabilidades. Al mismo tiempo, revisaremos el sistema de prácticas y vínculos con los campos clínicos que buscan garantizar un ambiente seguro para nuestros estudiantes», señalaron.


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados