Hostelero Alejandro Rodríguez: «El turismo es la mejor vacuna para esta sociedad»

El experto en el mundo de la Hoteleria en España explica las potencialidades del sector pese a la fuerte caída sufrida con la pandemia

Reconocido como uno de los hoteles más sostenibles y eficientes del mundo valiéndose de la influencia del río Guadalquivir y pionero al implementar el pago con criptomonedas, el Hotel Kivir de Sevilla aspira a proponer un modelo turístico con modernidad y evitando los altos costes energéticos de la pospandemia.

Andalucía continúa marcando el ritmo de la recuperación turística liderando el cupo de reservas y atrayendo el mayor porcentaje del turismo nacional. Según fuentes de la Junta de Andalucía, una de cada cuatro contrataciones de viajes en España tiene a la comunidad como destino.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, destacaba que «las reservas se están acelerando y Andalucía va a continuar como el principal destino del turismo nacional», calcula alcanzar los 20 millones de viajeros al finalizar el verano. Además, el sur de España acumula esta temporada su récord playero con 137 Banderas Azules (115 playas de la región, 20 puertos deportivos y dos embarcaciones turísticas sostenibles).

Pero más allá del sol y playa, hay reclamos innovadores. «Esto es un hotel laboratorio donde nos dedicamos a inventar, revisar y mejorar datos, teniendo en cuenta que la sostenibilidad es un atributo nuclear en nuestra apuesta», cuenta Alejandro Rodríguez, director general del Hotel Kivir y Hotel Bécquer de Sevilla.

Kivir es reconocido internacionalmente como una de las edificaciones hoteleras más sostenibles. Siendo un pequeño negocio de 4 estrellas y 31 habitaciones, el único de la ribera este del Guadalquivir, propone «un diseño único, queríamos que estuviera a la altura de nuestra ubicación», cuenta Rodríguez.

Kivir fue diseñado por el estudio de arquitectura sevillano Cruz y Ortiz (CyO), responsables del estadio Wanda Metropolitano de Madrid, La Peineta, la estación de Santa Justa de Sevilla o la remodelación del Rijksmuseum de Amsterdam. Los arquitectos se encontraron con una edificación protegida de principios del siglo XX, por ello trabajaron en «maximizar la utilización de la cubierta del edificio», nos cuenta Blanca Sánchez, arquitecta de CyO. El trabajo se orientó a liberar y despejar la cubierta del edificio de unidades exteriores de climatización o placas solares.

Máxima nota en eficiencia

Cuando se realiza la entrevista, el precio de la luz continúa alcanzando registros históricos.»Hoy más que nunca pensar en clave sostenible y en eficiencia energética es una prioridad, más para un negocio hotelero», confiesa Rodríguez.

Los Premios que entrega Mitsubishi Electric reconocieron a Kivir como una de las mejores prácticas internacionales en eficiencia energética y climatización. Calentar y enfriar aire y agua en un lugar tan expuesto a las altas temperaturas es un reto energético. Por eso, destaca por encima de todo el hecho de que el hotel se vale de la proximidad al río para crear un sistema que utiliza agua de pozo a la temperatura del subsuelo para optimizar el intercambio de calor, lo que lo hace mucho más eficiente.

El el trasvase geotérmico se posiciones en el subsuleo, más próximo al agua del río permite «además conseguir un rendimiento mucho mayor de las máquinas, se da respuesta al requerimiento de liberar la terraza de unidades exteriores en favor del uso comercial y lúdico de ese espacio», detalla Blanca Sánchez.

A pesar de ello, un paseo por el hotel no denota que estemos en una de las edificaciones más sostenibles del país. El equipo del hotel confiesa que no quería un diseño intrusivo, por lo que destaca el «equilibrio e incluso el diseño minimalista, lo que más llama la atención son las vistas y la luz, que son nuestro principal atributo comercial», cuenta Rodríguez.

Desde CyO detallan otras muchas innovaciones para que la habitabilidad se automáticamente sostenible, «las protecciones solares de las ventanas se activan de forma automática según la posición del sol, para evitar posibles derroches energéticos, el sistema de refrigeración se apaga automáticamente al abrir las ventanas de las habitaciones o cuando se extrae la llave de la habitación del tarjetero electrónico se produce el apagado completo de la estancia», explica Sánchez.

Un hotel funciona las 24 horas del día los 365 días del año, «al tratarse de un uso constante, atender con detenimiento cada detalle energético se convierte en una prioridad, ya que el uso continuado implica enormes diferencias en los costes energéticos globales», detalla Sánchez. El premio de Mitsubishi pone en valor las dimensiones y el aislamiento, que tira también del sistema de toldos tradicional. CyO ensalza el valor de los trabajos singulares y no estandarizados como la mejor manera de conseguir la sostenibilidad, «la sociedad está tomando mucha conciencia ecológica y esto tiene un efecto directo en la arquitectura. Los edificios cada vez son más tecnológicos, más eficientes», concluye Blanca Sánchez.

Cambiar el modelo desde dentro

La herida económica de las dos Semanas Santas sin nada que celebrar y el verano 2020 lastrado por las restricciones aún escuecen, y son muchas las voces que proponen diversificar el modelo productivo. Pero a las puertas del verano y pendientes de que Boris Johnson levante el semáforo rojo para recibir al turista británico –el que más dinero deja en Andalucía– el sector turístico se pone en forma.

Kivir no solo presume de sostenibilidad, también de innovación, «somos pioneros en integrar las criptomonedas como vía de pago». La posibilidad de pagar con bitcoins, por ejemplo, está disponible de cara a esta nueva temporada de verano en el hotel sevillano.

El sistema es aparentemente sencillo, la web te ofrece la posibilidad, una vez realizada la reserva, de pagar con euros o bitcoins, mientras que se realiza la conversión de la criptomoneda al dinero tradicional para el Hotel la reserva queda bloqueada durante unos 30 minutos. «En esta ciudad ya se ha vendido un piso pagado íntegramente con bitcoins, es absurdo dar la espalda a esa realidad, simplemente ofrecemos facilidades al cliente. Si en el día de mañana las criptomonedas desaparecen, no pasa nada, ese aprendizaje que hemos adquirido ya es valor añadido».

«El turismo es la mejor vacuna para esta sociedad»

Siendo el turismo uno de los principales damnificados por la sangría económica del COVID en España (el sector calcula terminar el año con un -47,5% de PIB sectorial respecto a 2019), la sostenibilidad e innovación pasan por ser armas esenciales para la recuperación.Pero la cuestión es saber cómo afectará la resaca de la pandemia al veraneante. ¿Seguiremos optando por el turismo de masas sin miedo a aglomeraciones?, ¿cómo afectará la herida económica? Difícil saber, lo cierto es que el sector se ha visto obligado a acelerar su digitalización.

«Facilitar el viaje desde que alguien sale de casa hasta que se aloja en nuestro hotel, todo ello con un criterio de eficiencia y sostenibilidad, ese es el futuro», sostiene Rodríguez.Las tecnologías seguirán acompañando a los empresarios más exitosos, «de hecho, espero que a la sombra de esta crisis, en este momento se esté fraguando una nueva revolución tecnológica, un futuro Google o Bookings, por ejemplo, y espero que sea una revolución que venga desde abajo, desde la cultura de garage y no desde las grandes plataformas ya existentes», reflexiona Alejandro.

Con los hoteles recuperando el pulso y la vacunación asentándose, el sector opina que la recuperación llegará pronto, ya que el turismo, tras meses de zozobra, es la mejor vacuna para recuperar la normalidad.

Cortesía de Gonzalo Wnacha Sputnik


Comparte 👍

Comenta 💬