Increíble arte hecho a partir de libros viejos

Se trata de una nueva exposición compuesta de arte 3D hecho a partir de libros, bajo el nombre – justamente – de Arte hecho a partir de libros: alterados, esculpidos, tallados y transformados

Por Andrea Peña

07/08/2015

Publicado en

Actualidad

0 0


Se trata de una nueva exposición compuesta de arte 3D hecho a partir de libros, bajo el nombre – justamente – de Arte hecho a partir de libros: alterados, esculpidos, tallados y transformados. Detrás de todo está Chronicle Books, que se lanza exitosamente a deslumbrarnos, mostrando a los libros como nunca antes.

arteviejo

 

 

Basta un ejército compuesto por cuchillos, trincgetas, ègamento, pintura y tijeras para darle nueva vida a viejos libros perdidos. Lo que resulta de la intervención son esculturas, que en su interior también incluyen el directorio telefónico, enciclopedias, comics baratos y cuentos de hadas. Mucho que acabaría en el tacho es ahora arte textual, aún si poco de su magia tenga que ver con las palabras.

 

“Ha habido una gran proliferación de artistas interesados en el libro como medio”, comenta Alyson Kuhn, quien escribió la introducción a Arte hecho a partir de libros. “Algunos de estos artistas quieren hacer un comentario sobre el rol de la lectura en la cultura contemporánea, mientras que otros consideran que los libros son obras de arte que están a mano. Ven a los libros como el trasfondo que da lugar a su creatividad”.

 

Lo llamativo es el nivel de precisión con el que estos “alteradores de libros” cortan, tijeretean y escarban: ofrecen pequeños tableaux en miniatura, que saltan de la página hacia los ojos, redefiniendo al objeto del que partieron. “Es una práctica un poco controversial porque existe gente que piensa que esto es una forma de vandalizar a los libros”, opina Kuhn. “Pero algunos de nuestros artistas están obsesionados por su amor hacia los libros, no buscan reconocimiento o compensación por lo que hacen. Lo que crean es una oda al libro”.

 

Art Made From Books – tal su título en inglés -, demuestra cómo los libros obsoletos pueden servir a los escultores del siglo veintiuno, a modo de barro a trabajar. Como resalta Kuhn, “La información que incluyen está pasada de moda y el papel está ya amarillento o peor, así que el hecho de que un libro pueda convertirse en algo encantador y creativo y valioso permite que vuelva a ser grandioso, bajo una nueva luz”.

Visto en Fast Co.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬