Isapres desatadas: Nueva Alza en los planes llega a su peak con un 14,4%

Los últimos ajustes de los planes base de las ISAPRES para el periodo 2022-2023, informados la semana pasada por la superintendencia de salud, comienza a notarse en los bolsillos de los chilenos.

Esta semana, la cartera económica nacional ha sido marcada por las grandes alzas de las Isapres, debido al último reajuste de la Superintendencia de Salud respecto a los planes de las empresas de salud.

A pesar de ser un aumento significativo, los representantes de estas empresas apelan a que el aumento no es suficiente.

Según consigna Diario Financiero, El punto de partida lo dio ayer CruzBlanca, manifestó hoy su claro desacuerdo asegurando que “el alza de prima autorizada para CruzBlanca está muy lejos de cubrir el incremento real de los costos de los planes de salud”.

LA misma expuso en un comunicado que “ha entregado a la Superintendencia toda la información y los datos necesarios para explicar nuestro cálculo, cuyo resultado supera el 7,6% establecido como máximo, lejos del 4,3% verificado por el regulador”, agregando que ni siquiera el tope máximo que estableció la autoridad el año pasado para el presente proceso de reajuste “es suficiente para resolver el problema de fondo de la industria y hacer frente al incremento de costos reales durante los últimos años, marcados por la judicialización, el aumento de licencias médicas y el congelamiento de precios”.  

Luego de que la Corte Suprema -el 18 de agosto pasado- dejó sin efecto la adecuación de los precios que la industria había comenzado a aplicar desde junio e instruyó un nuevo procedimiento, el regulador dio a conocer su cálculo de los porcentajes de variación de costos operaciones de las isapres que serán el parámetro fundamental de las propuestas para el próximo reajuste de los contratos de salud.

En detalle, el organismo estableció para el caso de Colmena un incremento de un 6,6%, para Vida Tres de 1,4%, para Nueva Masvida de 7,8 %, para Banmédica de 5,6% y para Consalud de un 14,4%.

En ese marco, el regulador informó la fórmula establecida para una nueva adecuación de planes 2022-2023, la cual se implementará con un rápido cronograma en las próximas semanas. Ya cumplida la verificación de los antecedentes del alza de cada isapre, ahora se inician las etapas finales del proceso: un periodo de diez días corridos para notificar a las personas -esto es, al 25 de septiembre- y, luego, un lapso similar para que los afiliados ejerzan su opción de oponerse al alza, cambiar de plan o desafiliarse. Tal cual ha operado hasta ahora, si la persona afiliada no se pronuncia en este plazo, el incremento se entiende por aceptado.

Finalmente, la isapre autorizada notificará a los empleadores entre los días 5 y 10 de octubre próximos.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬