La campaña nacional por la tipificación del “Suicidio Femicida” en Chile

Madres y familiares de víctimas de este tipo de violencia de género luchan por su reconocimiento legal. Sus historias aún permanecen invisibles para la opinión pública, las autoridades políticas y la justicia.

Fotografía rescatada de El Desconcierto

A comienzos de este año y a partir de una iniciativa de La Cuchara Feminista, se creó una coordinación entre distintas organizaciones feministas y de víctimas indirectas de la violencia femicida en Chile -madres y familiares de víctimas de femicidio y de suicidio femicida-, con el objetivo de lograr la tipificación penal del delito de “Suicidio Femicida” a nivel nacional.

Este último se entiende como la “conducción al suicidio a una mujer y/o niña -o a intentar el suicidio- mediante amenazas, practica de actos crueles y humillantes, tratamiento cruel y/o degradación sistemática de su dignidad, hasta que la víctima no ve otro escape, sino la muerte”, expone la petición de firmas de La Cuchara Feminista.

Por ello desde la coordinación conformada por La Cuchara Feminista, Memorial Feminista en Violencia Feminicida, Hermanas(os) en el Dolor, la psicóloga Andrea Berríos, y otras mujeres feministas; denuncian que es uno de los tipos de violencia de genero más invisivilizada ya que no existe en la actualidad un tipo penal que lo considere como un delito, por lo cual es imposible su condena por parte de la justicia.  

Uno de los casos más estremecedores y claros del “Suicidio femicida” es el de Antonia Barra, una joven de 21 años que en 2019 sufrió una violación y hostigamientos al querer denunciar los hechos. Las secuelas psicológicas provocadas por la violencia de género terminaron motivando su suicidio. El violador, Martin Pradenas, acusado de al menos seis delitos sexuales más, aún sigue cumpliendo prisión preventiva mientras todavía no se da inicio al juicio oral.  

Acciones por la tipificación del Suicidio Femicida

En el marco de esta campaña nacional, el pasado miércoles 2 de marzo; Karin Guerrero, madre de Amira Godoy Guerrero, y Rosa Elena Moreno, madre de Francisca Moll Moreno -ambas víctimas de “Suicidio Femicida”-, hicieron entrega de una carta emanada desde la Coordinación a la futura ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Antonia Orellana. En la misiva demandaban la tipificación penal del delito que les arrebató a sus hijas.  

Al mismo tiempo, la Coordinación se encuentran trabajando en la creación del “Primer Registro Nacional de Victimas de Suicidio Femicida”, que tiene la finalidad de establecer datos y estadísticas de este tipo de violencia que permitan visibilizarla.

Hasta el momento son 14 las víctimas de “Suicidio Femicida” contabilizadas, sus nombres son: Amira Belén Godoy Guerrero, Francisca Andrea Eliette Moll Moreno, Anais Alessandra Godoy Ramírez, Catalina Antonia Zúñiga Melero, Daniela Andrea Torres Vidal, Karina Melanie Cuevas Cárcamo, Gabriela Macarena Marín Mejías, Antonia Rayen Barra Parra, Angélica Mercedes Díaz Contreras, Antonia Isadora Garros Hermosilla, Deysi Nobelia Compay Schmidt, Francisca Constanza Mendoza Jara, Francisca Constanza Argel Álvarez y María Oriana Reyes Picari.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬