Laurel Hubbard ha llamado la atención por se la primera mujer trans en los Juegos Olímpicos

Laurel Hubbard, la primera mujer trans en los Juegos Olímpicos

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán los primeros en presentar una mujer trans, Laurel Hubbard, en la competencia de Halterofilia.

Se ve a Laurel Hubbard levantando unas pesas sobre su cabeza

Mucho se ha dicho, especulado y demostrado en cuestiones de mujeres transgénero en competencias femeninas. Curiosamente, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no son la excepción sobre esta cuestión. Recientemente ha ganado auge mediático Laurel Hubbard, atleta que competirá en Halterofilia en la categoría femenina siendo una mujer trans, aunque haya sido hombre durante más de 30 años.

Para dar un poco de contexto, Laurel Hubbard es una Neozelandesa antes conocida como Gavin, un hombre que desde hace años a participado en competencias de Halterofilia. Esto ha generado polémica debido a que se considera que tiene una ventaja sobre las demás competidoras. Debido a esta situación, la atleta se ha resguardado en la Villa Olímpica sin dar declaraciones.

Anteriormente, el Comité Olímpico Internacional (COI) modificó en 2015 las reglas para la participación de personas trans en los Juegos Olímpicos. Antes de ese año, se aceptaban principalmente a gente transexual, es decir, con un nivel hormonal en lo establecido para su categoría y con la operación de transición realizada. Sin embargo, ahora el segundo apartado fue retirado.

Ahora si una persona trans quiere competir debe tener el nivel hormonal reglamentario. En el caso de Laurel Hubbard debe tener la testosterona por debajo de 12 nanomoles por litro durante los 12 meses antes de la competencia. A pesar de seguir las reglas, competidoras como investigadores sobre la situación han alzado la voz respecto a la situación: Anna Venbellinghen (competidora de la misma categoría) catalogó la situación como injusta y una «broma de mal gusto», mientras que los científicos Emma Hilton y Tommy Lundberg tienen una investigación que muestra un 30% de ventaja de los hombres en el levantamiento de pesas.

¿Cómo ha sido la trayectoria de Laurel Hubbard?

Antes de su transición, cuando aún se le conocía como Gavin Hubbard, competía en eventos de levantamiento de pesas. El más conocido fue cuando pudo instalar un récord en una competencia junior en 1998, aunque esa marca ya fue superada. Después cabe aclarar que no estuvo compitiendo por un tiempo, ella misma menciona que en 2001 dejó de participar en competencias.

Fue hasta 2012 que empezó su tratamiento de transición a mujer a través de terapia hormonal. Algo curioso es que no volvió a competir hasta 2017, en la categoría de +90 kg, en la cual ganó medalla de oro. Su regreso dio comienzo a varias victorias en primer lugar en la categoría femenina de varios eventos y una de plata.

Sin embargo, una lesión en su codo durante la Commonwealth Games de 2018 la hizo considerar retirarse. Algo que ella dejó de lado porque siguió participando con resultados notorios. En una sola ocasión de sus recientes competencias no ha ganado una medalla y fue en el World Weightlifting Championships de 2019, donde quedó en el sexto lugar.

Un punto decisivo para la participación trans

La polémica alrededor de este caso ha sido bastante dura, todavía no hay declaraciones de parte de Laurel Hubbard y no se espera que haya hasta después de su participación. Este lunes 2 de agosto los ojos estarán sobre ella al competir en Halterofilia de +87 kg, faltará esperar los resultados y las reacciones sobre estos.

Curiosamente, esta situación trae a la mesa el caso de Caster Semenya, atleta intersexual con Desarrollo Sexual Diferente. Ella al tener una mayor producción de hormonas se le prohibió participar en estos Juegos Olímpicos. Pueden ser diferentes contextos, pero el factor determinante sigue siendo la testosterona, la denominada «hormona masculina».

Hasta que ambas situaciones tengan un desenlace no se puede deducir algo a gran escala, ahora nos toca esperar.


Comparte 👍

Comenta 💬