Los lamentos del Kiwi tras su despido de TVN: «Me están crucificando como si fuese un depravado»

El notero calificó su desvinculación del canal como un acto "rasca" e "injusto" y lamentó que nadie lo querrá contratar después del polémico beso sin consentimiento que le robó a la comediante Pamela Leiva durante un despacho en vivo.

Por Axel

23/02/2023

0 0


El reportero Arturo Walden, conocido popularmente como Kiwi, se refirió a su despido de TVN tras el polémico beso que le robó a Pamela Leiva durante un despacho en vivo. El entrevista con LUN, el notero reiteró sus disculpas públicas a la comediante y lamentó la manera en que ocurrió su desvinculación del canal estatal.

«Estoy mal, muy mal. Fue una injusticia muy grande, pero bueno. Es terrible», declaró el comunicador en entrevista con el citado medio.

«Me equivoqué, para qué voy a decir otra cosa. Cero intenciones de acoso ni de faltar el respeto. Me equivoqué y ofrezco disculpas igual (…) El trato que me están dando es injusto. Es insólito… Soy una buena persona, me equivoqué, pero no es para la forma en que lo hicieron», agregó Walden.

Cabe recordar que el polémico episodio ocurrió el lunes pasado en un despacho para Buenos Días a Todos. Mientras los reporteros y conductores comentaban el beso que Leiva se dio con el actor Gonzalo Valenzuela en el escenario del Festival de Viña, Walden tomó a la humorista por sorpresa y la besó en la boca sin su consentimiento. “Los besos ya no se roban”, atinó a decir Leiva tras el beso.

Desde TVN tomaron cartas en el asunto y el miércoles anunciaron la desvinculación del Kiwi de su equipo de noteros. A través de un comunicado, la señal estatal ofreció disculpas públicas a Pamela Leiva y aseguró que «nuestra línea editorial promueve diversos valores como el respeto, y por tanto, rechaza categóricamente comportamientos inapropiados como este caso en cualquiera de nuestros programas, transgrediendo nuestras normas».

En la entrevista concedida a LUN, Walden lamentó la forma en que se dio su despido y lo calificó de «rasca» e «injusto»: «Ni siquiera me preguntaron cómo me sentía. No me lo merecía», declaró.

«Me da lata que todo el buen trabajo que se viene haciendo con el equipo se vea opacado por un error mío. Estoy contratado sólo por lo que dure el Festival de Viña. Ahora, después del beso, no creo que me quieran contratar. Soné con todas las pegas», reflexionó Walden tras el episodio.

«También siento que me equivoqué. Pero, ¿quién no se ha equivocado en la vida? De repente me están crucificando como si fuese un depravado«, sentenció el comunicador.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬