Ambos medios sellaron una importante alianza para seguir rompiendo el cerco mediático

«Los referéndums fortalecen las democracias»: El Ciudadano y La Última Hora estrenan colaboración

Dina Bousselham, Alba González, Denis Rogatyuk y Bruno Sommer debatieron durante un programa especial de Voces sin Fronteras
Publicado en

Actualidad / Chile / Medios / Mundo

0 0


la última hora el ciudadano alianza

Chile y España son dos países que, alejados geográficamente, presentan similitudes políticas. El primero se ve inmerso en lo que puede ser el proceso constituyente más importante de su historia moderna, que se inaugurará con un plebiscito programado para el 25 de octubre. En España, la estela de la corrupción dentro de las instituciones –desde el Parlamento a la Monarquía– aboca un clamor popular que solo precisa de voluntad política para poder inaugurarlo.

En Chile, el marco constitucional no se revisa desde que lo impusiera el dictador Augusto Pinochet en 1980. Pablo Casado, por su parte, aseguraba hace unos días en una entrevista que los «españoles» sí habían votado a Felipe VI.

Lo cierto es que, según El Salto23 millones de personas no han votado la actual Constitución Española –tan solo los nacidos antes de 1960 albergaron la posibilidad de hacerlo–; y asimismo, la población chilena convive dentro de un cerco constitucional heredero de una dictadura salvaje.

Han hecho falta décadas de movilización social en el país latinoamericano para llegar al punto en el que hoy se encuentran. “La ciudadanía se cansó, dijo ‘basta’, y una de las salidas –que era parte de uno de los acuerdos de la Transición cuando salía Pinochet del poder– era que Chile iba a avanzar hacia un proceso de Asamblea Constituyente que nos permitiese redactar una nueva Constitución, pero obviamente esto se obvió por los distintos Gobiernos”, dijo Bruno Sommer, fundador de El Ciudadano, en la conversación.

En España, por su parte, unos temerosos acuerdos constituyentes, generados bajo un clima aún represivo por la pacífica muerte natural del dictador, han plasmado una Constitución –imposición de figura monárquica mediante– que, desde 1978no se somete a revisión para dar respuesta a las necesidades de una sociedad que también las reclama.

La reciente historia del Estado mediterráneo ha vivido sus peores episodios represivos desde el estallido de la crisis de 2008. Conflictos históricos han aflorado en una sociedad que, como ocurre en los países latinoamericanos, viene reclamando sus derechos dentro de un marco constitucional manido que no dio nunca respuesta.

Monarquía, poder político y judicial conforman un tándem en esta contienda. Las fuerzas más conservadoras llegan a cuestionar la figura –por cierto, legal– de los referéndums para la toma de decisión. Se vio en Cataluña y se vuelve a poner en boga con la cuestión monárquica.

Las encuestas, a pesar del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), señalan que la sociedad requiere un cambio que pasa, primero, por la modificación de la forma de la jefatura de Estado. Reclaman democracia, decisión y adaptación a las nuevas realidades. Y es aquí donde el ejemplo chileno puede ser una estela.

“El paralelismo más interesante en el día de hoy con todo lo que está pasando en Chile […] se da ahora y no tanto en el 78. A mí me gustaría que ese modelo chileno en el que estáis profundizando y avanzando democráticamente –con la importancia que tiene la democracia participativa en nuestros tiempos– gracias a la movilización social, que es fundamental, se recogiera”, aseguraba Dina Bousselham, directora de La Última Hora.

“En España estamos viviendo un momento clave, con una descomposición de la monarquía y con una descomposición del propio Régimen del 78”, continuaba, tan solo falta que la parte más conservadora del Gobierno de coalición, representada por el PSOE, albergue “un poco de voluntad política para transformar ese horizonte en agenda, que escuche el reclamo de la mayoría social y de la juventud, que es el futuro del país”, completaba Alba González en la mesa redonda.

Los retos son similares en los dos países, los mecanismos de resolución, sin embargo, muy distintos. ¿Veremos pronto el necesario escenario de proceso constituyente?

Fuente: La Última Hora.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬