Madres migrantes unidas en el trabajo colectivo por una vida digna

Este es el trabajo de la Cooperativa Inyon Fanm Vanyan “Unión de las Mujeres Valientes”, del ex sindicato de cafeteras haitianas con productos típicos de Haití, recetas heredadas de las madres de sus madres

Se acerca el día de la madre y Coopinyon activa su oferta de productos en Santiago, Valparaíso y también con envíos a otras regiones.

Detrás de un anuncio en redes sociales hay toda una historia

“Para el *día de la madre*, la cooperativa de mujeres ofrece un regalo con sentido y sabor. Incluye una mantequilla de maní, 5 alfajores de mantequilla de maní y un compilado de algunas recetas básicas de pan y pasteles en español y kreyòl. TODO HECHO CON CARIÑO Y VEGANO a $9000. Entrega jueves y viernes desde las 6 pm en metros de Santiago y en el plan de Valparaíso. Por favor contactarse por Instagram cafeteras.haitianas o por mail [email protected].   OJO: También tenemos licor de coco a la venta (contiene leche) a $3000 (250cc) y a $12000 (1 litro)”, señala una de sus promociones difundido por redes sociales.

Una historia de lucha, valentía y resiliencia

Detrás de ese anuncio, van los pasos de un grupo de mujeres que, con mucho esfuerzo, organización, preparación, han buscado incesantemente salir adelante en medio de múltiples dificultades, racismo, discriminación, abusos y arbitrariedades.

En junio de 2019 un grupo de mujeres inmigrantes residentes en Chile se organizaron con su sindicato para irse a huelga en su lugar de trabajo. Ellas se dedicaban a preparar café en el conocido mercado de abastecimiento Lo Valledor, ubicado en la comuna Pedro Aguirre Cerda en la capital, sin embargo, fueron expulsadas de forma abusiva, arbitraria y discriminatoria por la administración, bajo la inacción y complicidad estatal. Cuarenta mujeres perdieron su único sustento, lo único con lo que se quedaron fue el apoyo mutuo entre ellas.       

Madres de familia que trabajaban de madrugada para poder estar con sus hijos durante el día, llevarlos a sus colegios o jardines, alimentarlos y realizar los quehaceres de sus casas a pesar de las pocas horas de descanso.

Ver registro julio 2019

“Unión de Mujeres Valientes”

Luego de toda esta situación arbitraria que vivieron, comienzan a forjar al año siguiente  la Cooperativa Inyon Fanm Vanyan la cual significa “Unión de Mujeres Valientes” en kreyol, la que busca generar ingresos de subsistencia en plena pandemia, que complicó mucho más su situación.

Con la red de apoyo que forjaron iniciaron un proceso de comercialización de productos hechos por ellas mismas, buscando emprender colectivamente en el rubro de la gastronomía, fabricando sus alimentos. Gracias a los contactos y las ayudas recibidas formaron un taller de cocina equipado en la población La Victoria donde cocinan alimentos en conserva de origen haitiano, pastelería y panadería como también Konfiti (mermeladas), Manba (mantequilla de maní) y Douskokoye (dulce de coco), ofreciendo estos productos en ferias libres como también en sus redes sociales, pidiendo difusión para llegar a la mayor cantidad de público posible.

También, dentro de la misma cooperativa han realizado diversos talleres para compartir conocimientos en distintas áreas como jornadas de especializaciones, perfeccionamiento del español, planificación de ventas y promociones, diseño de etiquetas, balances económicos, proyectos visuales, entre otros.

Hoy, destaca este grupo de mujeres:  “La organización nace del movimiento sindical de las cafeteras haitianas de lo Valledor. Luego de varios procesos de capacitación, apoyadas por un fondo de economía popular, algunas decidimos formar una cooperativa”.

En la actualidad trabajan ahí activamente cinco mujeres haitianas (que ya no son cafeteras pero siguen viviendo del comercio popular), junto a otras tres compañeras de otras nacionalidades.

“Nuestra organización nace de manera autoconvocada frente a la necesidad de generar una alternativa económica. Por lo tanto, su perspectiva política es una co-construcción dinámica entre mujeres la mayoría jefas de hogar. El negocio asociativo empieza en 2020 y a pesar de las distintas trabas y brechas, la experiencia de experimentar juntas una alternativa económica nos ha traído muchos aprendizajes más allá de los resultados financieros y no perdemos la fe en que algún día se vuelva fuente importante de sustento”.

La cooperativa de estas jefas de hogar, vende productos típicos de Haití, recetas heredadas de sus madres que han pasado en generación en generación.

Estas mujeres, responsables de las trayectorias de sus hijos e hijas, familias en Chile y Haití, además de buscar sustento para varias familias, “es sobre todo un espacio de compartir saberes, de formarnos en la autonomía, gracias a las alianzas femeninas, territoriales y sociales que hemos forjado”, señalan.

Contactos:

En Instagram: cafeteras.haitianas

Correo electrónico:  [email protected].   

Ver también

Elaboración productos de maní:

Productos de la cooperativa en feria /

View this post on Instagram

A post shared by Cafeteras Haitianas (@cafeteras.haitianas)

Taller de herramientas digitales, espacios de formación


Comparte ✌️

Comenta 💬