Madrid en medio de la incertidumbre tras amenaza del estado de alarma

El jueves el Tribunal Superior de Justicia se negó a ratificar las restricciones a la movilidad en la región capitalina, donde desde hace una semana se imponía el cierre perimetral en la ciudad y en nueve municipios
Publicado en

Actualidad / Mundo

0 0


La Comunidad de Madrid atraviesa unas horas de incertidumbre tras la amenaza formulada por el Gobierno de España, que durante la noche del jueves anunció su intención de declarar el estado de alarma si la región no adopta restricciones a la movilidad para contener la expansión del coronavirus.

“Nosotros solo tenemos un objetivo que es proteger a Madrid. Si la Comunidad no puede hacerlo lo haremos nosotros”, dijo este viernes la vicepresidenta primera del Gobierno español, Carmen Calvo.

El jueves el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) se negó a ratificar las restricciones a la movilidad en la región capitalina, donde desde hace una semana se imponía el cierre perimetral en la ciudad de Madrid y otros nueve municipios.

Las medidas afectaban en total a 4,7 millones de personas, obligadas a no moverse de su municipio de residencia salvo para ir a trabajar o por determinados motivos de fuerza mayor.

A ojos del TSJM, la orden del Gobierno por la que se impuso esta medida supuso “una injerencia en los derechos fundamentales sin habilitación legal que la ampare”.

Este mismo viernes los tribunales de otra región, Castilla y León, dieron su visto bueno a una orden similar para decretar el cierre de dos de sus principales ciudades, aunque cabe destacar que en ese caso se usó una argumentación jurídica diferente.

En cualquier caso, la diferente reacción judicial ante escenarios similares da cuenta del caos institucional con que España hace frente a la segunda ola de coronavirus.

Tras conocerse la decisión judicial del TSJM, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, llamó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, para buscar fórmulas que permitieran mantener activas las restricciones, algo que la líder madrileña rechaza.

Ante la falta de acuerdo, Sánchez lanzó un ultimátum, planteando que si Madrid no asume las restricciones de forma voluntaria, declarará el estado de alarma en la región para dotar al Gobierno central de las competencias legales para hacerlo por su cuenta.

Las autoridades de la Comunidad de Madrid se encuentran reunidas desde primera hora de este viernes para decidir cómo reacciona ante el ultimátum.

La presidenta Ayuso (del conservador Partido Popular) reiteró anoche su rechazo al cierre perimetral, afirmando que las medidas aplicadas previamente por su administración para limitar la movilidad de forma más leve “estaban funcionando”.

Por su parte, el vicepresidente de la región, Ignacio Aguado (de la formación liberal Ciudadanos) se inclina por ceder a las presiones del Gobierno central y aplicar los cierres perimetrales para evitar la declaración del estado de alarma.

“Existe una alternativa al choque entre administraciones y es rehacer la orden según lo establecido en la resolución del TSJM”, señaló Aguado.

A la falta de saber cómo responderá Madrid, el Gobierno español tiene previsto reunirse este mismo viernes para, si lo considera necesario, cumplir su amenaza y decretar el estado de alarma.

Este último episodio de enfrentamiento institucional en Madrid llega en un momento en que la incidencia del virus en la región parece descender, aunque sigue siendo muy alta.

Según el último reporte de situación del Ministerio de Sanidad, la región de Madrid tiene una incidencia de 563 casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes, un dato bastante menor al de 710 que fue comunicado el martes.

Aunque pueden indicar una tendencia positiva, estos datos siguen reflejando una trasmisión descontrolada del virus y, además, no están consolidados en el tiempo, por lo que el descenso de casos puede deberse a un mero retraso en la notificación de los positivos registrados.

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…

Compártelo

Comentarios