Milagro en el pacífico: náufragos sobrevivieron 29 días tomando agua de lluvia y cocos

A pesar de la terrible experiencia, uno de los náufragos dijo que había algunos aspectos positivos de estar a la deriva en el mar: fue un "buen descanso de la pandemia de Covid".

Rezando a Dios y consumiendo solo agua de lluvia y cocos, sobrevivieron dos náufgragos que fueron milagrosamente encontrados con vida, después de pasar 29 días perdidos en el océano Pacífico.

Livae Nanjikana y Junior Qoloni, residentes en las Islas Salomón, partieron de Mono, en las Islas Shortland, el 3 de septiembre en una pequeña lancha a motor, con la idea de viajar 200 km al sur hasta Noro. Apenas unas horas después de iniciar su viaje, se encontraron con lluvias intensas, vientos fuertes y nubes espesas que hicieron imposible ver la línea de costa que estaban siguiendo, y luego la batería de su GPS se apagó, recoge el Daily Mail. 

Cuando finalmente fueron rescatados por un pescador en la costa de Papúa Nueva Guinea casi un mes después, estaban a 400 km de donde comenzó su viaje.

La prensa local les preguntó cómo lograron sobrevivir durante 29 días en el mar, Livae dijo: «Solo con agua de lluvia y cocos y nuestra fe en Dios, porque oramos día y noche».

Dos náufragos sobrevivieron 29 días en el océano Pacífico con naranjas,  cocos y agua de lluvia | Mundo | La Voz del Interior
Livae Nanjikana y Junior Qoloni los náufragos que sobrevivieron 29 días en alta mar. Foto: WEB.

Los dos hombres, que son marineros experimentados y habían hecho el viaje antes, habían planeado viajar hacia el sur en su bote Yamaha de siete metros de eslora usando la costa oeste de la isla Vella Lavella y la isla Gizo a su izquierda como guía.

«Cuando llegó el mal tiempo, fue malo, pero luego fue peor y dio miedo cuando el GPS murió», dijo Livae. «No podíamos ver a dónde íbamos, así que decidimos parar el motor y esperar, para ahorrar combustible», dijo.

Los dos hombres sobrevivieron con naranjas que habían llevado para el viaje durante los primeros nueve días, pero finalmente se agotaron. Luego recogieron agua de lluvia para beber usando lonas y comieron cocos que encontraron flotando en el océano.

Después de varios días, tuvieron la idea de construir una vela, construyeron un mástil con remos y lona y zarparon siguiendo la dirección del viento.

Sin saberlo, navegaron hacia Papúa Nueva Guinea y fueron rescatados por un pescador en una canoa de maderaalrededor de las 21:00 horas del sábado 2 de octubre.

Livae dijo que con la poca cantidad de combustible que les quedaba, arrancaron el motor y se acercaron lo más que pudieron hasta que se vació el depósito.»Fue entonces cuando gritamos y continuamente agitamos nuestras manos hacia el pescador que nos vio y remó hacia nosotros», dijo.

«Cuando llegó hasta nosotros, le preguntamos: ‘¿Dónde estamos ahora?’, y él respondió: ‘Papúa Nueva Guinea», confesó Livae.

Al llegar a tierra, los dos hombres estaban tan débiles que tuvieron que ser llevados del bote a una casa cercana donde fueron atendidos por los lugareños.

A pesar de la terrible experiencia de su vida, Livae dijo que había algunos aspectos positivos de estar a la deriva en el mar, diciendo que era un «buen descanso de la pandemia de Covid».

«No tenía idea de lo que estaba pasando mientras estuve allí. No escuché nada sobre la Covid ni nada más. Tengo muchas ganas de volver a casa, pero supongo que fue un buen descanso de todo», confesó.

Los hombres han sido sometidos a un reconocimiento médico en un centro sanitario donde se dice que gozan de «buena salud» y ahora esperan ser repatriados en breve a las Islas Salomón.

Otras noticias de interés:


Comparte ✌️

Comenta 💬