Ministro nicaragüense Iván Acosta: «Los gringos nos bloquearon en el 2018, todo lo que podrían hacer ahora no tiene ningún efecto porque lo hicieron antes que nos saliéramos de la OEA»

A juicio de Acosta, las valoraciones para suspender el financiamiento de programas de desarrollo económico están vinculadas en indicadores de cumplimiento de los desembolsos otorgados y no a tensiones de carácter político

El ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua, Iván Acosta, afirmó que no existe ningún vínculo jurídico entre la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que afecte el financiamiento de programas sociales en respuesta a la salida de Nicaragua del organismo hemisférico.

«No tiene ningún vínculo con la OEA, en términos jurídicos, cada quién tiene su pacto constitutivo, sus normas, sus regulaciones y funcionan como bancos», dijo Acosta después de que el canciller Denis Moncada oficializó el inicio del retiro del país centroamericano.

A juicio de Acosta, las valoraciones para suspender el financiamiento de programas de desarrollo económico están vinculadas en indicadores de cumplimiento de los desembolsos otorgados y no a tensiones de carácter político.

«Nosotros en el BID somos de los mejores clientes en la ejecución de los recursos, de cumplimiento con transparencia de programas para reducir la pobreza, nosotros hemos tenido una cartera grande con el BID y lo hemos venido gastando, invirtiendo en programas sociales», afirmó el ministro Acosta.

Sin embargo, durante la crisis política y social de 2018, el BID retiró a Nicaragua 600.000.000 de dólares de una cartera de fondos asignados para operaciones nuevas que impactarían en los años posteriores.

Acosta dijo que el retiro de esos fondos obedecía a la negativa de crédito de Estados Unidos, socio mayoritario del banco multilateral.

«Los gringos nos bloquearon en el 2018, todo lo que podrían hacer ahora no tiene ningún efecto porque lo hicieron antes que nos saliéramos de la OEA», agregó.

El BID y Nicaragua retomaron las relaciones financieras en el 2020, con el auge de la pandemia del COVID-19, cuando le fueron otorgados 35.000.000 de dólares al país centroamericano para la atención de población afectada y en 2021 fueron activados 43.000.000 de dólares para financiar los daños ocasionados por los huracanes Eta e Iota, valorados en cerca de 740.000.000 de dólares.

Cortesía de Sputnik


Comparte ✌️

Comenta 💬