Reporte especial desde Londres sobre el caso “extradición de Julián Assange”: ¿Una sentencia bizarra de la Corte Real de Justicia?

Un reporte especial desde Londres del abogado y especialista en Relaciones Internacionales, Javier Pineda Olcay, sobre el aplazamiento que hace el Tribunal Superior de Londres con respecto a la extradición a Estados Unidos de Julián Assange, fundador de Wikileaks

Reporte especial desde Londres sobre el caso “extradición de Julián Assange”: ¿Una sentencia bizarra de la Corte Real de Justicia?

Autor: El Ciudadano

Reporte especial desde Londres: Tribunal Superior de Londres decide aplazar decisión definitiva sobre extradición a Estados Unidos de Julián Assange, fundador de Wikileaks

Movilizaciones por la vida y libertad de Julian Assange. Londres, marzo 26, 2024. Foto: REUTERS/Toby Melville

Stella Assange, esposa de Julián Assange, calificó como “una sentencia bizarra” la decisión de la Corte Real de Justicia del Reino Unido frente a la solicitud presentada por la defensa de Assange para que su solicitud de extradición sea revisada nuevamente por los tribunales de justicia.

Para comprender los alcances de la resolución es necesario revisar brevemente la historia de la prisión política del periodista Julián Assange, quien lleva cinco años preso en una Cárcel de Alta Seguridad en Londres y más de nueve años privado de libertad, considerando el tiempo que estuvo confinado en la Embajada de Ecuador en el Reino Unido.

1. Julián Assange es un periodista australiano que alcanzó fama mundial al fundar Wikileaks (2006), portal de noticias en que se publicarían miles de correos e información reservada de Estados Unidos. Entre estas la exposición de crímenes de guerra cometidos por soldados norteamericanos en las invasiones de Irak y Afganistán (2010). Estas filtraciones remecieron el escenario internacional, pues fueron publicadas por los grandes medios de comunicación internacional en distintos países del mundo.

2. Un mes después de la publicación de más de 100.000 archivos de la guerra en Afganistán, en agosto de 2010, la Fiscalía de Suecia dictó una orden de detención en contra de Julián Assange por un supuesto caso de violación, la cual quedaría sin efectos al día siguiente. Por esta causa Assange fue entrevistado por la policía sueca. En noviembre de 2010, un Tribunal de Justicia sueco emitiría una orden de detención internacional en contra de Julián Assange, luego que Wikileaks filtrara más de 400.000 documentos militares relacionados a la guerra de Irak en octubre de 2010.

3. Assange se entregó a las autoridades londinenses en diciembre de 2010, quedando en libertad bajo fianza y con arresto domiciliario. En febrero de 2011 un juez británico falló a favor de la extradición de Assange a Suecia. Mientras tanto Wikileaks durante ese año sufrió ciberataques, Amazon decidió expulsarlos de sus servidores y se desarrolló un bloqueo financiero en su contra, cortando más del 90% de sus ingresos.

4. Chelsea Meaning, analista que filtró los documentos militares de EEUU a Wikileaks, fue acusada por estos hechos, resultando condenada en agosto de 2013 a 35 años de prisión.

5. El 19 de junio de 2012, Julián Assange, solicitó asilo político en la Embajada de Ecuador. Rafael Correa, presidente de Ecuador para ese entonces, concedió el asilo. Desde esta sede, en agosto y en septiembre de 2012, interpela al gobierno de Estados Unidos solicitando que frenen la persecución en contra de WikiLeaks. Durante todo este tiempo, Suecia mantuvo su investigación por la sospecha de violación, delito que recién prescribiría en 2020.

6. En febrero de 2016, casi cuatro años desde el asilo político, un grupo de trabajo sobre Derechos Humanos de Naciones Unidas concluye que Assange está siendo detenido arbitrariamente por los gobiernos de Suecia y del Reino Unido. Hasta ese momento la detención era por la solicitud de extradición sueca por “causa probable de violación”. Mientras tanto, WikiLeaks seguía su trabajo, publicando correos del Comité Nacional Demócrata (julio de 2016), correos del presidente de la campaña de Hillary Clinton (octubre 2016) y documentos internos de la CIA (marzo de 2017).

7. En abril de 2017, las autoridades del recién asumido gobierno de Donald Trump, señalan que están preparando cargos criminales en contra de Julián Assange, a quien no lo protegería la Primera Enmienda (libertad de expresión y libertad de prensa). Esta persecución, según declaraciones de Stella Assange, sería liderada por Mike Pompeo, vicepresidente de los Estados Unidos en periodo de Trump, quien fue humillado por las filtraciones de WikiLeaks mientras era director de la CIA.

8. El 11 de abril de 2019, luego de que Lenin Moreno asumiera la presidencia de Ecuador, éste decide expulsarlo de la embajada, a pesar de la condición de ciudadano ecuatoriano de Assange. La Policía Metropolitana de Londres ingresa a la Embajada en virtud de una orden de extradición solicitada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, quienes le formulan 17 cargos por Ley de Espionaje y un cargo por conspiración por intentar piratear un ordenador, los cuales podrían significar una condena por hasta 175 años.

9. En mayo de 2019, un tribunal del Reino Unido lo condena a 50 semanas de prisión por violar la libertad bajo fianza otorgada en 2012. En noviembre de 2019, la Fiscalía de Suecia informa que puso fin a su investigación por acusación de violación.

10. En enero de 2021 un juez británico rechazó la solicitud de extradición realizada por los Estados Unidos, pero siguió preso. En diciembre de 2021, esta decisión fue revocada, acogiendo los tribunales británicos la solicitud de extradición. La defensa de Assange recurrió ante el Tribunal Supremo británico, el cual le denegó permiso para apelar sentencia que aprobó su extradición a EEUU.

11. En abril de 2022 se emitió por un tribunal de Londres la orden formal de extradición de Assange a Estados Unidos, la cual fue confirmada por la Ministra del Interior británica en junio de 2022. Frente a esta resolución se presentó por la defensa de Assange un nuevo recurso para recurrir la orden de extradición, la cual es rechazada por un juez de Londres en junio de 2023 y la cual sería apelada ante la Corte Real de Justicia de Londres.

12. El 20 de febrero de 2024 se presentaron los argumentos de la defensa de Julián Assange para que la solicitud de extradición fuera nuevamente revisada por un tribunal británico. Se presentaron ocho cargos, pero cuatro de ellos fueron los más importantes: (i) Julián Assange es un periodista que está siendo perseguido por le Ley de Espionaje de 1917 de Estados Unidos, lo cual constituye una criminalización de la labor periodística; (ii) Assange recibiría un trato diferenciado en Estados Unidos por no ser norteamericano; (iii) Assange correría riesgo de pena de muerte, pues nada impide que una vez extraditado se cambien los cargos y se le acuse por delitos que pueden conllevar como sanción la pena de muerte; (iv) la CIA intentó asesinar a Julián Assange mientras este se encontraba asilado en la Embajada de Ecuador, por lo cual no hay garantías de que no sea asesinado en Estados Unidos.

13. Este martes 26 de marzo de 2024 se esperaba que la Corte Real de Justicia de Londres emitiera un veredicto definitivo, acogiendo la solicitud de revisión de la solicitud de extradición en un nuevo juicio o bien dejando el camino llano para que Assange fuera extraditado. Sin embargo, el Tribunal emitió una resolución inesperada, calificada por Stella Assange como “bizarra” y como una expresión más de la presión política y anomalías que han rodeado el caso de Julián Assange. En buen chileno, lo que hizo el tribunal fue patear la pelota al córner.

14. La resolución del Tribunal señala que existen tres argumentos importantes aportados por la defensa de Assange, respecto a los cuales Estados Unidos deberá demostrar de aquí al 16 de abril, que dará garantías de su cumplimiento en caso de ser extraditado. El primer elemento es que Estados Unidos debe dar pruebas que Julián Assange estará protegido por la primera enmienda que garantiza la libertad de expresión y la libertad de prensa; el segundo elemento es que Assange no será discriminado por su nacionalidad australiana y tendrá los mismos derechos que un norteamericano; y el tercer elemento, es que no será condenado a pena de muerte.

15. En principio, esta resolución impide que Assange sea extraditado inmediatamente. Pero todos estos puntos ya fueron probados en juicio, por lo cual a criterio de la defensa de Assange, la Corte ya podría haber emitido una sentencia definitiva que ordenara la revisión de la extradición en un nuevo juicio. Sin embargo, la resolución lo que permite es que Estados Unidos corrija estos puntos para así obtener una resolución favorable a su solicitud de extradición. Esto por lo general no ocurre en otro tipo de juicios, donde se de la oportunidad de subsanar errores.

16. En definitiva, este caso demuestra como Estados Unidos es capaz de perseguir a un periodista por publicar hechos verdaderos y que son de interés público, constituyendo una grave amenaza contra la libertad de prensa en todo el mundo. Si se mantiene firma la decisión de extradición en contra de Assange por hacer su trabajo como periodista, una vez más Estados Unidos y el Reino Unido demostrarán que no son defensores de ningún “mundo libre” y que sancionan como cualquier gobierno autoritario a quienes son capaces de develar la corrupción del gobierno.

17. Por lo pronto, la Casa Blanca tiene hasta el 16 de abril para aportar las pruebas sobre los tres puntos respecto a los cuales le piden garantías. En caso de que se aporten estas pruebas, el 20 de mayo de 2024 debiese existir sentencia definitiva. En razón de ello, la resolución no puede ser considerada como un “triunfo de Assange” como ha sido publicado en diversos medios, sino solo un “aplazamiento” de la decisión por parte del tribunal.

18. Si el 20 de mayo de 2024 el Tribunal falla a favor de Assange, la solicitud de extradición será nuevamente revisada por un tribunal de justicia. Si es que falla en contra, el camino de la extradición de Estados Unidos quedará libre. Si bien se puede recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por los plazos de esta institución, es difícil que evite la extradición. Y ya estando en tierra norteamaericana, no hay estado de derecho que se puede hacer valer.

Apoyar a Julián Assange es defender la libertad de expresión. Toda nuestra solidaridad con él, su familia y la comunidad de WikiLeaks.

Seguir leyendo más…

Julián Assange y la libertad de prensa en peligro

Reporteros Sin Fronteras lanza campaña mundial “Daños colaterales” en defensa de Julian Assange y el derecho a la información

Por qué Julian Assange está a la vanguardia de la libertad de prensa mundial

La salud de Julian Assange está «en constante declive»

Excónsul ecuatoriano en Londres, Fidel Narváez: «La extradición de Julian Assange a EEUU equivale a su asesinato»


Comenta



Busca en El Ciudadano