Segunda parte del juicio: Assange rechazó su extradición a EE.UU donde enfrentaría 170 años de cárcel

En seis meses Assange no se había podido reunir con su equipo legal y este lunes fue el primer contacto presencial desde que inició la crisis de la COVID-19 en Reino Unido
Publicado en

Actualidad / Mundo

0 0


Este lunes 7 de septiembre comenzó la segunda parte del juicio de extradición a Estados Unidos (EE.UU) de Julian Assange y el periodista rechazó con un enérgico «no» su traslado a la nación norteamericana.

Su rechazo al traslado lo hizo desde la zona acristalada de la sala 10 de la Corte Criminal Central de Londres, donde comenzó la segunda parte del juicio.

El fundador de WikiLeaks difundió a través del portal documentos clasificados militares y diplomáticos entre 2010 y 2011 y de ser extraditado a EE.UU. el australiano enfrentaría una condena de aproximadamente 170 años de cárcel.

En seis meses Assange no se había podido reunir con su equipo legal y este lunes fue el primer contacto presencial desde que inició la crisis de la COVID-19 en Reino Unido.

Cerca de la sede judicial del Old Bailey, cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, en el sureste de Londres, donde está retenido desde abril de 2019 el periodista, se concentró un gran número de simpatizantes y defensores de los derechos humanos y la libertad de prensa, entre los que destacan: el director de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, el padre de Assange, John Shipton y la diseñadora de moda Vivienne Westwood, entre otras.

La sesión inicial de esta segunda parte del juicio, se enfocará en los testimonios de los testigos de ambas partes, para ello la magistrada impuso un límite de 30 minutos en el espacio de tiempo que los abogados dispondrán para «comentar» públicamente con sus respectivos testigos los «puntos clave» de sus testimonios escritos.

Se espera que el primer testigo de la defensa declare esta misma tarde, después de una prevista y breve deliberación sobre el nuevo auto de procesamiento emitido por EE.UU. en los últimos días.

A Assange se le imputa por conducta delictiva relacionada con 18 delitos: uno de conspiración para jaquear ordenadores del Gobierno estadounidense y 17 adicionales de espionaje.

Ambas partes tienen derecho a recurrir la decisión que tome la jueza en este extraordinario pulso que se disputa en la capital británica y que bien podría llegar hasta la Corte de Derechos Humanos de Estrasburgo.

El veredicto final indicará si la libertad de prensa tiene prioridad sobre la protección de secretos de Estado aunque encubran abusos de poder, como sugieren documentos escritos y audiovisuales difundidos por WikiLeaks y otros medios internacionales.

Por otra parte, la defensa de Assange solicitó el aplazamiento del juicio de extradición en vistas a que Estados Unidos presentara formalmente un nuevo auto de procesamiento en las últimas semanas.

«No estamos en posición de poder recabar pruebas a tiempo sobre las alegaciones que han surgido hace unos días», señaló el abogado Mark Summers.

Con información de Sputnik

Continúa leyendo

Compártelo

Comentarios