Seis trabajadoras mueren encerradas en incendio de empresa mexicana

El miércoles, seis trabajadoras de la empresa Coppel, en México, murieron intoxicadas y calcinadas en un incendio ocurrido al interior del supermercado en que laboraban, mientras realizaban un inventario con todas las puertas cerradas bajo candado, por orden de superiores

Seis trabajadoras mueren encerradas en incendio de empresa mexicana

Autor: Cesarius


El miércoles, seis trabajadoras de la empresa Coppel, en México, murieron intoxicadas y calcinadas en un incendio ocurrido al interior del supermercado en que laboraban, mientras realizaban un inventario con todas las puertas cerradas bajo candado, por orden de superiores.

El fuego comenzó alrededor de las 21 horas y pudo ser controlado sólo cerca de las 10 de la mañana del día siguiente. Aunque bomberos de varios municipios y personal del organismo Protección Civil llegaron hasta la capital de Sinaloa, Culiacán –lugar donde sucedió el siniestro- les fue imposible salvar a las seis mujeres, quienes estaban  en la planta alta del inmueble.

Las empleadas lograron dar aviso a socorristas y familiares mediante sus teléfonos celulares, momento en que pudieron explicar que estaban atrapadas porque todos los accesos a la sucursal –ventanas, puertas, escaparates- se encontraban cerrados por fuera, con candados de acero.

Siendo todas mujeres jóvenes y residentes de Culiacán, las víctimas fueron identificadas como Ariana López, de 24 años; Carmen Moreno, de 36; Verónica Picos Bastidas, de 22; Claudia Bernal; de 25 y Rosa Félix Gamboa.

Según aseguraron algunos trabajadores de Coppel –multinacional mexicana– es habitual que los directivos de la compañía encierren por las noches a sus trabajadores mientras éstos realizan inventarios o cortes de caja.

Si bien el apellido Coppel posee fuertes influencias en México, por ser garante de una familia de poderosos empresarios, la justicia mexicana ha asegurado que el nombre “no pesará para que se realicen las indagatorias y haya castigos”, en este caso, según dijo ayer el gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla.

Asimismo, la Procuraduría General de Justicia estatal informó que en las pesquisas no se encontraron las llaves de los accesos a la tienda incendiada, pese a que los directivos de Coppel señalaran que las seis empleadas sí habrían podido escapar puesto que las llaves estaban al alcance de sus manos.

Por Mijaíla Brkovic Leighton

El Ciudadano

Fotografía gentileza de www.codigo07.com


Comenta



Busca en El Ciudadano