Tras protestas postelectorales renuncia el presidente de Kirguistán

Según la ley el primer mandatario del Parlamento, Kanat Isáev, actuará como jefe de Estado en funciones del país

El presidente de Kirguistán, Sooronbái Zheenbékov, presentó su dimisión en medio de los disturbios postelectorales.

«No me aferro al poder. No quiero quedar en la historia de Kirguistán como presidente que derramó sangre y disparó contra sus propios ciudadanos. Por lo tanto decidí presentar mi renuncia», declaró Zheenbékov durante su discurso al pueblo. 

Zheenbékov llamó al primer ministro del país, Sadir Zhapárov y a otros políticos a retirar a sus partidarios de Biskek con el fin de estabilizar la situación y establecer la paz en la capital kirguisa.

«Ningún poder vale la integridad de nuestro país y la armonía en la sociedad», declaró.

Según la ley de Kirguistán, el presidente del Parlamento, Kanat Isáev, actuará como presidente en funciones del país.

Kirguistán vive una crisis política desde el 5 de octubre, cuando estallaron las violentas manifestaciones de los partidos opositores disconformes con los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas el 4 de octubre.

En la noche del 5 de octubre, los manifestantes ocuparon varias oficinas públicas, incluidas las sedes del Parlamento, el Gobierno y el ayuntamiento de Biskek.

También lograron que el Comité de Seguridad Nacional excarcelara a varios políticos presos, entre ellos el expresidente Almazbek Atambáev (2011-2017), nuevamente detenido al cabo de unos días, el ex primer ministro Sapar Isákov (2017-2018) y el exdiputado Zhapárov.

Zheenbékov denunció un intento de toma violenta del poder e instó a poner fin a los disturbios, pero pidió a la autoridad electoral investigar las denuncias de irregularidades, lo que derivó en la invalidación de los resultados oficiales y el anuncio de unos nuevos comicios, con una fecha aún por determinar.

En medio de las protestas presentaron sus renuncias el primer ministro Kubatbek Boronov, el presidente del Parlamento Dastanbek Dzhumabékov y el alcalde de Biskek, Aziz Surakmátov.

El 9 de octubre Biskek volvió a ser escenario de enfrentamientos, en particular entre los partidarios y los detractores de Zhapárov.

El 14 de octubre Zheenbékov firmó un decreto por el que Zhapárov fue nombrado como nuevo primer ministro de Kirguistán.

Cortesía de Sputnik

Te podría interesar


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios