Vacunación privilegiada de la selección nacional de fútbol genera conmoción en España

El Ministerio de Sanidad finalmente ha dado el visto bueno a que se les administre el fármaco de Pfizer, tres días antes de su primer encuentro en la Eurocopa

La vacunación de los jugadores de la selección española de fútbol que van a participar en la Eurocopa, que se celebrará a partir de este mes, mantiene dividida a la sociedad española, incluidos los socios de gobierno. Este viernes personal del Ministerio de Defensa se desplazará a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, en Madrid, para comenzara administrar las dosis a los jugadores y el cuerpo técnico. 

La inmunización de este grupo de futbolistas, más el resto del plantel, en total unas cincuenta personas, ha generado polémica en el país. Los partidarios de esta medida sostienen que los jugadores practican un deporte de riesgo (en cuanto al contagio por coronavirus), sin utilizar mascarillas, y que son la imagen del país en el exterior.

En el lado contrario de la balanza, los detractores argumentan que no se les puede tratar como a unos privilegiados y que no es ético vacunar a un grupo de personas sanos y por debajo de los 40 años, cuando todavía hay colectivos de riesgo en el país sin vacunar, como es el caso de las personas con enfermedades crónicas, entre otros.

Discrepancias en el Parlamento

En el seno del gobierno, encabezado por el presidente Pedro Sánchez, también ha habido discrepancias. Su socio, Unidas Podemos (UP), ha mostrado su desacuerdo con la administración de la vacuna a los jugadores de la selección.

Además, no han sido los únicos del Congreso de los Diputados. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), apoyos parlamentarios del Ejecutivo, así como otros grupos progresistas minoritarios, también han expresado su inconformidad con la medida.

«Estuvieron al frente de la pandemia y son relegados por once hombres que dan golpecitos a la pelota. Se pasa por delante de estos profesionales y es una mala noticia que va en contra del sentido común de este país», ha lamentado Aina Vidal, diputada de En Comú Podem, en referencia a los empleados esenciales, como repartidores o trabajadores de supermercados.

Por el contrario, el Partido Popular (PP), el ultraderechista Vox, Ciudadanos, Más País y Partido Demócrata de Cataluña (PDeCat) se han alineado con la postura del gobierno, aunque han recriminado la falta de previsión.

¿Sin tiempo para inmunizar?

Esa falta de previsión está ahora también en el centro del debate. La selección española disputará su primer partido el próximo lunes, 14 de junio, por lo que queda menos de una semana.

La inmunización no es inmediata una vez administrado el fármaco. Si se trata de una vacuna de dos dosis, se estima que esta no se alcanza hasta dos semanas después de haber completado la pauta. En el caso de Janssen, la única monodosis disponible en el país, también alcanza su máxima protección al cabo de dos semanas de su inoculación, aunque es menor que la de otros fármacos, llegando al 67 % (85 % en caso de covid grave y 100 % en casos de mortalidad).

Por lo tanto, en ningún momento los jugadores estarían protegidos al comienzo del campeonato europeo, aunque sí podrían estarlo a mitad o final del torneo, según el fármaco utilizado.

¿Eligiendo vacuna?

Desde que comenzó la campaña masiva de vacunación, cuyo pistoletazo de salida fue a finales de diciembre, la población española no ha podido elegir el fármaco con el que iba a ser inoculado. Este ha sido establecido por las autoridades sanitarias en todo momento, atendiendo a la disponibilidad de cada una de las vacunas y las características de cada colectivo.

Centro de vacunación en Ronda, España, 9 de junio de 2021Jon Nazca / Reuters

En el caso de los jugadores de la selección, el Ministerio de Sanidad finalmente ha dado el visto bueno a que les administren la vacuna de Pfizer, que tiene pautada la segunda dosis tres semanas después de recibir la primera. Sin embargo, la Federación Española de Fútbol (RFEF) pretende que tanto a jugadores como a cuerpo técnico les suministren el fármaco de Janssen, según ha adelantado La Información.

El problema estriba en que este último suero no está recomendado para personas menores de 40 años y, además, se está destinando preferentemente a ciudadanos difíciles de localizar, como las personas sin hogar, temporeros, personas con enfermedades mentales graves o migrantes en situación irregular, todos ellos colectivos vulnerables.

¿Afectará al rendimiento?

Con el tiempo corriendo en contra, los jugadores necesitan ser vacunados lo antes posible, no ya para alcanzar la máxima protección, sino para separar los posibles efectos secundarios adversos lo máximo posible de los encuentros que deben disputar, para que no afecten a su rendimiento.

Esta mañana, el seleccionador nacional, Luis Enrique, mostraba sus dudas en rueda de prensa: «En el caso de que se llegara a un acuerdo, me gustaría que se vacunaran lo antes posible. Me fastidiaría mucho si hubiera síntomas, pero lo contemplamos, claro. A día de hoy no tenemos confirmación de que se nos vaya a vacunar», ha sostenido.

En el caso de que los deportistas tuvieran que jugar con efectos secundarios (fiebre, dolor muscular o malestar, los más comunes), desde la Federación se prefiere que sea cuanto antes, como en el primer partido que jugarán el próximo lunes ante Suecia en la fase de grupos: un rival no muy complicado y un posible pinchazo que todavía se podría superar.

Cortesía de Nuria López RT

Te podría interesar

Debbie Hewitt se convierte en la primera mujer en presidir la Asociación Inglesa de Fútbol

Compártelo

Comentarios