es Spanish

El consumo de mandarinas puede ser clave para prevenir la obesidad

Una nueva senda para la lucha contra la obesidad podría abrirse muy pronto gracias a un estudio que desarrollaron investigadores españoles en el Parc Científic de la Universitat de València.

Los científicos descubrieron que las mandarinas, y unos pocos frutos más, contienen un pigmento (carotenoide) que reduce un 30 % la grasa corporal.

Estos resultados los observaron en el gusano “C. elegans“, un invertebrado que comparte un alto porcentaje de sus genes con los humanos, reseñó ABC.

Ahora deberá ser probado en ratones y personas para saber si tiene el mismo efecto.

“Estos hallazgos abren la puerta a un potencial desarrollo en la industria agroalimentaria, ya que este carotenoide funciona igual si se ingiere directamente de la mandarina o si se extrae de zumos de mandarinas y se aplica en otras matrices como fermentos lácteos, refrescos, leches desnatadas y zumos”, informó la universidad.

Además, aclararon que el beneficio de la fruta es”preventivo” y “no debe entenderse como terapéutico de obesidad”,  sino en un “sentido de reducción del riesgo”.

El pigmento es la betacriptoxantina, que también tiene actividad provitamina y también lo contiene el caqui, el níspero, el pimiento rojo y algunos frutos tropicales como la papaya.

“Se acumula en muy pocos productos vegetales, entre ellos la mandarina, y además de ser provitamina A, parece tener ciertas propiedades antioxidantes que queríamos demostrar. Para ello necesitábamos un modelo animal donde validar su funcionalidad. Esto lo hemos conseguido trabajando conjuntamente con la empresa Biopolis”, dijo Lorenzo Zacarías del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos.

La institución precisó que los carotenoides son compuestos que dan el color característico a muchos frutos y productos vegetales, y tienen importantes propiedades nutricionales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad y el sobrepeso como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

“Una forma simple de medir la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso”.

Además, “el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer”, explica la organización.

Una mexicana es la primera menor en 100 años que cursará un posgrado en Harvard

Comprobado científicamente que las abejas pueden sumar y restar

Facebook Comments

4,251,235FansMe gusta
174,711SeguidoresSeguir
292,342SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

¡Alerta! El “volcán más poderoso” del sistema solar está a punto...

Loki Patera es, con 202 km de diámetro, la depresión volcánica más grande de Io, una de las lunas de Júpiter. Contiene un lago de lava en activo con fundiciones periódicas de la corteza
- Advertisment -