Primates: Descubren que las madres bonobo presionan para que sus hijos encuentren pareja sexual

Sus madres están tan entusiasmadas con la posibilidad de que tenga hijos, que los escoltan con sus parejas, los protegen de los competidores violentos y arruinan las posibilidades de otros machos con actitudes bravuconas mientras sus hijos están en el cortejo.

Para una madre bonobo, todo esto es parte del día a día en la crianza de los hijos y un análisis encontró que el arduo trabajo vale la pena. Los machos de la especie que viven con sus madres tienen tres veces más probabilidades de engendrar hijos que aquellos cuyas madres están ausentes.

Martin Surbeck, un primatólogo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, dijo: «Queríamos ver si el comportamiento de las madres cambia las probabilidades de éxito de sus hijos y así es. Las madres tienen una gran influencia en el número de nietos que tienen».

Las madres de Bonobo aprovechan cada oportunidad para darle una ventaja a sus hijos. En la sociedad bonobo, los rangos inferiores tienden a tener un equilibrio de género, pero las mujeres dominan los rangos superiores. Muchas madres tienen influencia social y son acompañantes de sus hijos para cortejarse con hembras fértiles, lo que les garantiza mejores oportunidades para el apareamiento. «Las madres tienden a ser un pasaporte social para sus hijos», dijo Surbeck.

Pero aunque en la sexualidad bonobo hay un fundamento de libertad para todos, la vigilancia es la consigna. Cuando los bonobos jóvenes y fértiles finalmente están copulando, las madres vigilan a los machos cercanos y están alerta en caso de que alguien haga un movimiento que apresure la cópula. Ellas bloquean ataques e interrupciones con la aparente intención de que el encuentro sea exitoso.

Tales trucos abundan. Cuando las madres ven a otros machos al acecho, se sabe que alejan a los desafortunados contrincantes con un ataque oportuno. En algunas ocasiones, las madres incluso arrastran literalmente a los machos no relacionados, alejándolos de sus potenciales parejas sexuales. «Una vez vi a una madre tirar a un macho por la pierna», dijo Surbeck. «[Esto] no necesariamente aumenta el éxito de apareamiento de su hijo, pero muestra que [las madres] realmente se involucran en todo el asunto».

Para evaluar el impacto de las intervenciones de las madres, Surbeck y sus colegas observaron varias poblaciones de bonobos salvajes en la República Democrática del Congo y chimpancés salvajes en Tanzania, Uganda y Costa de Marfil. Las madres de ambas especies (que son nuestros parientes vivos más cercanos) ayudaron a sus hijos en las peleas, pero solo los bonobos aumentaron el éxito de apareamiento de sus hijos. En la sociedad de chimpancés, los machos son dominantes, por lo que las madres tienen menos influencia.

Con una madre de alto rango, las probabilidades de prosperidad aumentaban particularmente a favor de los bonobos masculinos. Por ejemplo, el joven hijo macho de una mujer de alto rango podría comer en el mejor árbol proveedor de alimentos, en lugar de ser expulsado con el resto. «Se ve mucha copulación mientras entran en estos árboles», señaló Surbeck, quien publicó un informe sobre su trabajo en Current Biology.

A diferencia de las madres bonobo, las madres chimpancés tuvieron poco impacto en el éxito reproductivo de sus hijos. De hecho, basándose en los registros de apareamiento que analizaron los científicos, las madres chimpancé tuvieron un ligero impacto negativo en las posibilidades de que sus hijos tuvieran descendencia.

Los investigadores no encontraron pruebas de que las madres bonobo ayudaran a sus hijas en el juego de apareamiento o en la crianza. Pero esto se puede explicar porque, a diferencia de los machos, que se dedican a recorrer el territorio, las hembras suelen abandonar el grupo para formar sus propias familias en otro lugar.

Surbeck sospecha que las madres bonobo han acertado en una estrategia exitosa. Al monitorear y gestionar el apareamiento de sus hijos, las madres pueden propagar sus genes sin tener que tener más hijos.

Fuente: The Guardian

4,225,191FansMe gusta
143,728SeguidoresSeguir
288,923SeguidoresSeguir
16,465SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Ministra de Educación: Por ahora no hay espacios para conversar con...

La ministra de Educación, Marcela Cubillos, sostuvo que ella no tendrá acercamientos con el Colegio de Profesores, llamando a los docentes a deponer el paro y...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -