Reaparece la musaraña elefante en África después de darse por perdida a principios de 1970

Un estudio confirmó que la especie había sido mal clasificada por los científicos, probablemente debido a la escasez de datos

musaraña elefante

El sengi somalí o musaraña elefante, un pequeño mamífero africano con una nariz prolongada en forma de trompa y unos penetrantes ojitos negros, que podría parecer una mezcla de rata con hámster, se conocía hasta la fecha básicamente a partir de unos 39 ejemplares preservados en los museos y se consideraba perdido para la ciencia desde principios de 1970.

Pero ahora la especie, dada por extinta, sorprendió a toda la comunidad científica al «resucitar» ante los integrantes de una expedición en Yibuti que a principios del año pasado consiguió encontrar en el país africano ocho criaturas, tres hembras y cinco machos. El estudio sobre el hallazgo se publicó este martes 18 de agosto en la revista PeerJ.

Las muestras de ADN y un detallado análisis anatómico de las musarañas elefante que habían capturado no solo confirmó que la especie considerada extinta desde hace años, de hecho, sigue con vida, sino que había sido mal clasificada por los científicos, probablemente debido a la escasez de datos.

Para resolver el malentendido taxonómico, los autores del estudio propusieron nombrar el animal por su propio género y darle el nombre de «Galegeeska revoilii» en lugar del actual «Elephantulus revoilii«, que resultó ser «incompatible con la filogenia del sengi».

Antes de dar con las musarañas elefante «resucitadas», los investigadores instalaron 1.259 trampas en 12 localizaciones. Con algunos modelos de distribución y potenciales hábitats, concluyeron que el sengi somalí es mucho más común de lo que se creía y habita en zonas calientes, secas y rocosas de Somalia, Yibuti o incluso la vecina Etiopía.

Fuente: Actualidad RT.

https://www.elciudadano.com/prensa-libre-donaciones-a-el-ciudadano/

Compártelo

Comentarios