Reapareció en su hábitat un pequeño marsupial declarado extinto desde hace un siglo

Mulgara de cola cresta. Imagen de Katherine Moseby

El pequeño mulgara de cola cresta, que se creía extinto en Nueva Gales del Sur, Australia, desde hace más de un siglo, acaba de ser visto en la misma zona en la que se pensaba que había desaparecido.

Una vez que se encontró a través de los desiertos del interior de Australia, este marsupial carnívoro entró en declive, debido a un aumento de otros animales depredadoras como los gatos. Ahora hay esperanza de que pueda recuperarse.

Hasta ahora se sabía que el mulgara de cola cresta había existido en Nueva Gales del Sur, solo a partir de fragmentos de hueso fosilizado. Sin embargo un equipo del proyecto Wild Deserts, de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW) se topó recientemente con un mulgara vivo y coleando, mientras realizaba trabajo de investigación en terreno.

«El Mulgara de cola cresta alguna vez se distribuyó ampliamente en ambientes arenosos del interior de Australia, pero disminuyó debido a los efectos de conejos, gatos y zorros», dijo la Dra. Rebecca West, ecologista e investigadora de Wild Deserts en UNSW.

«La especie pesa alrededor de 150 gramos y tiene un pelaje rubio claro y una cola gruesa con una distintiva cresta negra», describe West.

El pequeño marsupial es principalmente nocturno y vive de una variedad de insectos y otros invertebrados. Esta dieta le permite sobrevivir en el desierto, ya que puede obtener toda su humedad de estas criaturas jugosas y, por lo tanto, no necesita beber agua.

Aunque todavía existe en otras áreas de Australia, el mulgara de cola cresta es difícil de encontrar, por su carácter elusivo. Por esta razón se desconoce el tamaño exacto de su población en toda Australia. Además a menudo se confunde con especies similares, como el mulgara de cola escocesa, por lo que es difícil evaluar su población y estado de conservación.

Aunque este marsupial ha disminuido significativamente, existe una esperanza para su futuro, ya que el equipo pronto comenzará a reducir la cantidad de depredadores y competidores de su hábitat.

El objetivo es trabajar por la recuperación de varias especies de mamíferos que han estado ausentes de su hábitat natural durante más de 90 años, y protegerlos en el Parque Nacional Sturt, al noroeste de Nueva Gales del Sur. Otras entrañables criaturas pequeñas que se devolverán a esta tierra incluyen el cuol occidental, el bandicoot barrado occidental y el bilby mayor.

En un momento en que una gran cantidad de vida silvestre se enfrenta a la extinción, es emocionante descubrir que el mulgara de cola cresta aún habita en su ambiente habitual.

El Ciudadano, vía IFLScience

4,225,155FansMe gusta
143,929SeguidoresSeguir
288,920SeguidoresSeguir
16,465SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -