Busca en El Ciudadano

Llévame de Javiera Asenjo

En su última muestra del año 2009, Galería Balmaceda Arte Joven presenta la exposición de esta joven artista, quien toma como punto de partida la reflexión acerca de la cotidianidad y de la manera en que los recuerdos forman parte de ella


Autor: berenguer
03/01/2010


En su última muestra del año 2009, Galería Balmaceda Arte Joven presenta la exposición de esta joven artista, quien toma como punto de partida la reflexión acerca de la cotidianidad y de la manera en que los recuerdos forman parte de ella.

El Concurso Universitario de Arte Joven 2008 organizado por Balmaceda Arte Joven, la Universidad Mayor y el Instituto Nacional de Juventud reunió a más de cien jóvenes expositores en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) Quinta normal en una exposición colectiva en marzo de 2009. Además de participar en dicha exposición los jóvenes artistas optaron por un primer premio en la categoría egresados que incluía una pasantía en el extranjero y un primer premio en la categoría estudiante que otorgaba una exposición personal en Galeria Balmaceda Arte Joven Santiago.

El jurado del concurso premió en la categoría egresado al artista de la Universidad de Concepción, José Antonio Pedreros Prado, quien realizó una residencia artística de tres meses en Quito, Ecuador y el montaje de una exposición individual en Casa de las Artes La Ronda; y en la categoría estudiante a Javiera Asenjo Muñoz quien como premio exponer durante diciembre del 2009 y enero del 2010 en la Galería Balmaceda Arte Joven.

Javiera Asenjo titula su muestra bajo el nombre “llévame” y en ella toma como punto de partida la reflexión acerca de la cotidianidad y de la manera en que los recuerdos forman parte de ella. Su interés se enfoca en “aquellas cosas importantes que uno va encontrando mientras vive, las encuentra precisamente mientras camina como cualquier día por el mismo camino, o mientras se toma un té igual al que ha tomado por años, igual al que tomará mañana”, señala la joven artista.

La artista entiende la cotidianidad como el lugar temporal donde todas las cosas están pasando todo el tiempo: cada hora de cada día, de cada año, por eso escoge objetos que hablen de esa cotidianidad que estén presentes todo el tiempo en su vida y es por eso que en esta exposición escogió la ropa como elemento central.

La muestra adquiere características de perfomance en la medida en que la artista utiliza todo su vestuario para montar su obra, lo que hace que cuando la exposición esté montada no tenga ropa con qué vestirse y se vea obligada a buscar nuevas prendas que no tendrán consigo ni el registro de su vida, ni el sello de su identidad.

Javiera Asenjo utiliza la fotografía como parte fundamental de su proceso de montaje ya que a través de ella va registrando la capacidad de guardar recuerdos que poseen las prendas de vestir, utilizando a modo de desplazamiento, la ropa como archivo documental y huella.


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados