Actor Joaquín Phoenix: Lo mejor de Joker es que la gente “teorice” sobre la película

La exitosa cinta de Todd Phillips se acerca ya a la marca de 1.000 millones de dólares en la taquilla mundial
Publicado en

Artes

0 0


Joaquín Phoenix posee una mirada leonina, oscura, que perturba a pesar de sus ojos claros.

También tiene un sello que lo caracteriza: una cicatriz sobre su labio superior, una marca de nacimiento con leyenda propia.

No es consecuencia de una operación por labio leporino ni la secuela de una violenta pelea, el actor nació con ella y, según ha contado en alguna ocasión, su madre siempre la vinculó a un intenso dolor que sintió durante el embarazo.

La cicatriz es ya una seña de identidad de uno de los mejores actores de su generación, capaz de pasearla bajo la corona láurea de su Cómodo en “Gladiator” y de romper la simetría de la triste sonrisa que dibuja frente al espejo su Joker.

Para esta extrema y extraordinaria interpretación de Arthur Fleck, cuya infernal locura pasea en un Gotham muy parecido al Nueva York de Travis Bickle (“Taxi Driver”) y Rupert Pupkin (“El rey de la comedia”), Joaquín Phoenix tuvo que perder más de 20 kilos y no hablaba con nadie.

Hasta tuvieron que obligarlo a participar en una lectura de guion, única exigencia que hizo Robert de Niro, su actor favorito.

Investigó sobre narcisismo y criminología para el papel, y estudió los movimientos de Buster Keaton y Ray Bolger, el espantapájaros de “El mago de Oz”, en “The old shoft shoe” (1957), que inspiró ese espeluznante baile que tan bien expresa la locura de Fleck en “Joker”, informó el portal ABC.es.

Para el hombro “dislocado”, que Todd Phillips comparó con los pájaros atrapados en el petróleo vertido en el Golfo de México, Joaquin Phoenix no tuvo que hacer nada; como la cicatriz, también le venía de fábrica.

Joaquin Rafael Phoenix (cuyo nombre original es Joaquin Rafael Bottom) nació en 1974, en Puerto Rico, donde vivían sus padres, de origen irlandes. Es el menor de cinco hermanos, quienes tuvieron una infancia cuanto menos curiosa.

Sus padres se vincularon a la religión (al final prohibida por considerarse una secta) de La Familia Internacional, y recorrieron América Latina en labores de misioneros.

Con el tiempo, tras volver a EE.UU., los Phoenix (que se cambiaron de nombre) comenzaron a promocionar a sus hijos como actores. Cuando el mayor de ellos, River, comenzaba a despuntar, murió a causa de una sobredosis.

Poco antes de su muerte, River aconsejó a su hermano que recuperara el nombre de Joaquin y no usara más el artístico, Leaf (Hoja). También le lanzó una especie de órdago que, como un mal augurio, terminó cumpliéndose: “Vas a ser actor y serás más conocido que yo”.

“Mi madre y yo nos miramos: ‘¿De qué está hablando?´ No sé por qué dijo eso o qué sabía de mí en ese momento. No había estado actuando. Lo dijo con un conocimiento que me parecía absurdo en ese momento, pero, por supuesto ahora, en retrospectiva, piensas: ‘¿Cómo diablos lo sabía?’ ”, contó Phoenix en una entrevista a Vanity Fair.

Pese a su incredulidad inicial, o precisamente por ella, Joaquin Phoenix terminó hallando consuelo en ese triste presentimiento.

El cine le ha servido para canalizar el dolor y las consecuencias de la temprana pérdida de su hermano, pero hasta que aprendió a gestionar su implicación, también le ha hecho sufrir, sobre todo por el gran compromiso emocional que siempre ha establecido con sus papeles.

El golpe que significó la muerte de su hermano lo marcó, pero poco a poco fue retomando su carrera profesional hasta ir ganando popularidad.

En 2010, anunció que dejaba la actuación para centrarse en cantar rap, algo que con el tiempo descubrió no era lo suyo.

Desde entonces, Phoenix puede permitirse elegir muy bien sus papeles, combinando cine más comercial con otros de autor.

Phoenix dijo a L.A Times que él, personalmente, cree que Fleck es el verdadero Joker. “Pero no sé”, agregó con una sonrisa irónica. “Es solo mi opinión”. 

Para el actor, una de las mejores partes de la abrumadora recepción de la película en todo el mundo ha sido ver a los fans teorizar sobre la película. “Ha sido súper interesante cómo las personas reaccionan a la película y lo que ven, y para mí, todas esas respuestas son válidas”, dijo Phoenix. 

Normalmente tienes que responder esas preguntas. Pero esto realmente es participativo e interactivo. Depende de la audiencia”.

Además, el actor ha confesado que no esperaba que la película fuera tan exitosa entre el público. “No sé si tenía alguna expectativa”, dijo Phoenix. “Honestamente, Todd y yo solo estábamos tratando de hacer algo que no pusiera fin a nuestras carreras”.

Pero eso no es nada comparado con lo que finalmente está suponiendo “Joker”, que se acerca ya a la marca de 1.000 millones de dólares en la taquilla mundial y se ha convertido en el lanzamiento con la calificación R más taquillero de la historia del cine, además de ser la película de cómics más rentable jamás realizada.

“Joker” permanece liderando la taquilla española por sexta semana consecutiva. La cinta de Todd Phillips, protagonizada por Joaquin Phoenix, repite en lo más alto por encima de debuts como el de “Estafadoras de Wall Street” o de otras cintas presentes en la cartelera como “Maléfica: Maestra del Mal” o “La familia Addams”.

Este récord de semanas consecutivas no se daba desde el estreno de “Ocho apellidos vascos”, lo que hace ver el increíble éxito de “Joker”.

Otras noticias de interés:

Compártelo

Comentarios