Cuerpos en tránsito en la Estación Mapocho

La evocadora muestra “Cuerpos en Tránsito” de artes visuales, de las artistas Isabel Santibáñez y Bernardita Castillo, invita a explorar un frigorífico y ser parte de una caminata de personas

Por Cesarius

Publicado en

Artes / Cultivos Chilenos

0 0


La evocadora muestra “Cuerpos en Tránsito” de artes visuales, de las artistas Isabel Santibáñez y Bernardita Castillo, invita a explorar un frigorífico y ser parte de una caminata de personas. Se exhibirá hasta el domingo 16 de septiembre en la Galería Bicentenario del Centro Cultural Estación Mapocho (CCEM).

Las artistas, proponen alterar el espacio de exhibición tradicional de la pintura y llevarlo hacia la instalación. La muestra está conformada por trabajos de mediano y gran formato, realizadas a partir de óleo con cuyo montaje aéreo y en movimiento, invita al espectador a explorar y ser parte de la obra.

Quien desee apreciar la obra, podrán hacerlo de manera gratuita de martes a domingo entre las 11 y las 14 horas, y de 15 a 20 horas hasta el domingo 16 de septiembre.

Bernardita Castillo presenta Pinturas al vacío-res, un montaje de doce módulos de pintura que representan partes de cuerpo de bovino desollado a tamaño natural, dispuestos sobre tres rieles aéreos al interior de la sala, con el propósito de evocar un frigorífico, idea que enfatiza con el proceso de termolaminando en sus obras. Por su parte, los óleos que Isabel Santibáñez realiza en Proyecto circular sobre placas de acrílico giratorias, obligan al público a caminar para vivenciar la transparencia de la obra y así ser parte de una virtual caminata de personas.

Ambos proyectos demandan una actitud de apreciación activa, desde el punto de vista de la marcha. El individuo es interpelado a desplazarse por el espacio de forma constante; examinando anverso y reverso de las obras, considerando a las personas como un componente relevante de su trabajo, pues se transforman en elementos del movimiento de las imágenes observadas y, de esta forma, parte de la obra.

“PINTURAS AL VACÍO-RES”, BERNARDITA CASTILLO

Es una obra compuesta por doce módulos de pintura que representan partes de cuerpo de bovino desollado a tamaño natural. La pintura se caracterizará por la representación naturalista con variaciones del color exaltado del modelo propuesto, a través de técnicas de veladura y de empaste muy grueso, resaltados por el plastificado posterior de las piezas. Seis piezas representan canales derechas por anverso y reverso de la tela, interior y exterior del costado del animal. Otras seis piezas representan canales izquierdas pintadas de la misma manera. Todas ellas van recortadas por sus bordes y plastificadas; en su parte superior un orificio terminado con ojetillo para habilitar su montaje con un sistema de ganchos y tensores con el fin de ser colgadas desde rieles aéreos, evocando así un frigorífico.

Respecto a las motivaciones de su trabajo, Castillo realta que “surje a partir de mi experiencia como usuraria del metro, y de haberme sentido un número más, un trozo de carne más en un vagón de transporte. Mi obra está directamente relacionada con el contacto con las masas en espacios reducidos, con mi corporeidad enfrentada a la corporeidad de otros en estos espacios, con la proximidad y la transgresión de los límites corporales, efecto de una mala gestión del servicio de transporte público”, explica.

Y agrega que “así surge la reflexión acerca de la mirada de la persona en los sistemas políticos y económicos, y las soluciones masivas desde estas esferas, que muchas veces, buscan resolver sin considerar los contextos de las colectividades y que esas colectividades están formadas por personas con identidades diferentes y necesidades diferentes”.

Sobre sus expectativas en relación al encuentro entre sus obras y el público, la artista menciona que “la obra funciona, en parte, como alegoría a la sociedad de consumo, a la profusión de elementos seriados en orden de dar soluciones rápidas y efectivas a las masas; como lo es un criadero de pollos o en este caso un frigorífico de vacunos”.

“Lo que es horrible para los sentidos, se ha transformado en cierta medida en algo atractivo. Así, espero que el público pueda apreciar mi obra desde muchas distancias distintas, desde la apreciación de un conjunto que roza la monumentalidad, siguiendo por poder pasearse entre los trabajos, hasta la inspección acuciosa del detalle observado tocando los trabajos y moviéndolos a su gust”, dice la artista.

SOBRE BERNARDITA CASTILLO

Es Licenciada en Arte en la Pontificia Universidad Católica (2003). Postítulo de Especialización en Arte Terapia de la Universidad de Chile (2006). Ha expuesto colectivamente en espacios como el Museo de Arte Contemporáneo de Valdivia, Galería H10 en Valparaíso, en el Centro Juventud Providencia, en la Facultad de Arquitectura y Diseño Universidad Andrés Bello. Individualmente expuso su obra en el Goethe Institut y Galería Balmaceda Arte Joven el año 2009.

Ha obtenido distinciones como el primer lugar en concurso Premio Municipal de Pintura y Escultura Joven categoría pintura, organizado por la Ilustre Municipalidad de Santiago, el año 2008 obtiene FONDART con su proyecto “PINTURAS AL VACÍO”. El año 2012 envía parte de su obra a la tercera edición de PARALLAX ART FAIR en Londres, Inglaterra. Actualmente se desempeña como artista visual en su taller privado y como especialista en Arte Terapia del Taller de Arte del Instituto de Rehabilitación Infantil Teletón de Santiago.

“PROYECTO CIRCULAR”, ISABEL SANTIBÁÑEZ

El proyecto busca visualizar personas caminando a partir de la pintura sobre placas de acrílico transparente, de distintas dimensiones. La disposición de los tamaños se irá alternando de forma arbitraria formando una línea transparente en una diversidad de ritmos, de tal manera que cada cuadro tendrá medidas variables. El montaje en dirección diagonal tiene por objetivo que el espectador pueda apreciar las dos caras de la pintura, según la disposición que se tenga cuando se mire la obra. Además, la orientación de la placa cambia para terminar en la diagonal contraria. Con este voltear de las placas se logrará que las personas se vean caminando en direcciones inversas, en una especie de choque entre dos masas.

Es importante mencionar que esta disposición de las placas, obliga al observador a moverse para descubrir y encontrarse con la caminata de otros. De esta manera, al recorrer la obra para visualizar los dos lados de la pintura, el espectador se vuelve otro transeúnte como en la representación y, con este gesto, él se incluye en el movimiento de la imagen observada (caminata) y de alguna manera forma parte de la obra.

Este desplazamiento del observador a la obra, reafirma una autoría de trabajo que da cuenta de una búsqueda e intención de alterar el comportamiento normal en el que se presenta la pintura, situándola en territorios donde el soporte se relaciona con la acción del observador o con la imagen, generando así una experiencia nueva.

Sobre su motivación, Santibáñez explica “cuando era estudiante realizaba largos viajes para llegar a la universidad, junto a eso, la congestión que se producía lograba que en ese momento de tedio observara desde la altura de una micro, el movimiento que se produce cuando mucha gente cruza la calle. En un momento de vacío imaginativo pensé volver a esa imagen que me acompañó por cuatro años, pintar ese universo de mundos, y por otro lado, pintar el movimiento” cuenta.

Respecto a la relación que el visitante tendrá con las obras que incluye en esta muestra, la artista afirma que sus “pinturas buscan que el espectador sea partícipe de la obra, pues, para observar la pintura se debe caminar, de esta forma se convierte en un marchante más. El observador tiene un rol adicional ya que se transforma conceptualmente en protagonista de la pintura”, concluye.

SOBRE ISABEL SANTIBÁÑEZ

Licenciada en Artes Visuales y Titulada en pintura de la Universidad de Chile (2006). Magíster en Artes Visuales en la misma Universidad (2011). Licenciada y profesora en Educación con mención en Artes, Universidad Andrés Bello (2009).

Ha expuesto colectivamente en el Salón de alumnos de la Universidad de Chile, MAC (2003); Conjunta II, Centro Cultural Ex Hospital San José (2003); XXVI Concurso Arte y Poesía Joven (2004); Sala el Farol, Valparaíso (2004); MAVUCHI, Magíster de Artes Visuales, MAC Forestal (2006); Conduit, 1600 watts de consumo, MAVI (2007); COHORTES 02-07, exposición Magíster de Artes Visuales Universidad de Chile, MAC (2009); Excluidos, Galería Balmaceda 1215 (2010), entre otros. El año 2006 realizó su primera exposición individual “El Cuerpo del Retrato” en la Sala Juan Egenau, en el 2010 expone “Línea Imaginaria” en Galería BECh. Actualmente se desempeña como profesora de Pintura en la Escuela de Artes Visuales de la Universidad Austral de Chile.

Página de esta muestra en sitio web del CCEM

Con info de Prensa CCEM

CBH

El Ciudadano


Comparte 👍

Comenta 💬