Drama brasileño sobre relación padre-hija ganó Concha de Oro en Festival de San Sebastián

“Pacificado”
Publicado en

Artes

0 0


Prensa española criticó el premio, alegando que el filme no aporta nada a lo ya visto anteriormente en ese contexto


“Pacificado”,  un drama brasileño producido por Darren Aronofsky y dirigida por el estadounidense Paxton Winters, que cuenta una historia de dignidad en medio de la violencia en Río de Janeiro, recibió este sábado la Concha de Oro al mejor filme en el Festival de Cine de San Sebastián, de España.

El personaje principal de la película es Tati, una chica introvertida de 13 años, que le cuesta conectar con su distanciado padre, Jaca, cuando este sale de la cárcel en los turbulentos días posteriores a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Mientras la “policía pacificadora” brasileña lucha por mantener la frágil ocupación sobre las favelas de Río, Jaca y Tati se verán obligados a abrirse camino en medio de una confrontación que amenaza con desbaratar sus esperanzas de futuro, reseñó Reuters.

El guionista y director Paxton Winters intentó ofrecer un retrato íntimo y alentador de una familia que busca hallar la paz en el siempre cambiante campo de batalla urbano al que llaman hogar. El reparto lo forman Bukassa Kabengele, Cassia Gil (Tati), José Loreto y Débora Nascimento.

El guionista y director Paxton Winters intentó ofrecer un retrato íntimo y alentador de una familia que busca hallar la paz en el siempre cambiante campo de batalla urbano al que llaman hogar. Foto: Reuters.

La película también recibió la Concha de Plata al mejor actor para el belga Bukassa Kabengele y el Premio del Jurado a la mejor fotografía para Laura Merians.

“He decidido ser una voz, la voz de tantos que no tienen oportunidades”, dijo Kabengele, un belga naturalizado brasileño, en la gala de cierre. 

La obra del estadounidense es resultado de siete años de su experiencia con los habitantes de una favela, Morro dos Prazeres.

El premio fue duramente criticado por la prensa española que no coincidió con la opinión del jurado de la 67ª edición del Festival de Cine de San Sebastián.

“Es solo correcta, visible y audible, pero inmediatamente olvidable”, escribió Carlos Boyero en El País de España, señalando que el filme estaba en las antípodas del estilo de su productor, “turbio, simbólico, pretendidamente terrorífico, sombrío”. 

“Cualquiera que vea el Palmarés pensará que la película multipremiada ha sido la bomba del Festival, pero tal cosa solo ha ocurrido en la cabeza del Jurado”, sostuvo Oti Rodríguez Marchante en ABC, desde San Sebastián. “No le añade grandes cosas a lo ya visto en otras películas anteriores en ese lugar y en ese contexto”, agregó. 

“Se le puede discutir su errático guion que básicamente se limita a coleccionar desgracias: violencia policial, pobreza, destino trágico, embarazo adolescente y hasta incesto”, señaló Luis Martínez. 

“Es una película cruda y eficaz, con gancho, pero que no aporta nada que no hayamos visto antes”, escribió Juan Luis Caviaro en su blog Spinof.

Otras noticias de interés:

Compártelo

Comentarios