En Puerto Rico fomentan el arte y la lectura como método terapéutico ante los temblores

Desarrollan el proyecto “Biblioteca Colectiva” para compartir libros con niños y adultos

Las largas horas de incertidumbre y estrés provocado por los fuertes temblores registrados en la isla de Puerto Rico, están siendo aliviadas con el fomento del arte y la lectura, resaltaron varios artistas y escritores que se han dado a la tarea de llevar actividades recreativas a los refugios.

“Para nosotros es bien importante fomentar la lectura, sobre todo en tiempos de crisis. En Puerto Rico cada día se lee menos y creo que es una buena oportunidad para que los padres entiendan cuán importante es continuar animando a sus niños a aprender”, manifestó la narradora Tere Marichal, quien ha estado presente en la zona sur, leyendo cuentos a los niños y propiciando diversas actividades que involucran a los padres y sus hijos, publicó el portal El Nuevo Día.Com.

“Ellos están bien desesperados, ellos, cada vez que lo oyen, se ponen… ellos rapidito, ‘mamá, temblor’, se ponen bien desesperados”, relató Virgen Mina Torres Pérez, una mujer de 63 años. Foto: AP.

Uno de esos proyectos es la Biblioteca Colectiva, que consiste en la entrega de un cajón de plástico lleno de libros de diversos temas que son compartidos y cuidados por los niños que son parte de una misma comunidad.

En este caso, los niños en los refugios y campamentos que han recibido la Biblioteca asumen la responsabilidad de esos libros.

“La idea es que el padre también se sienta cercano a compartir con sus niños en estos momentos, ya que hay tantas escuelas cerradas, pues vamos a aprovechar la unión familiar para estimular la búsqueda del conocimiento y el amor hacia la lectura”, exhortó la escritora.

En los refugios también se han observado actividades para los niños y adultos como la elaboración de manualidades, mientras el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) ha llevado su iniciativa Cultura Rodante.

“Para nosotros es bien importante fomentar la lectura, sobre todo en tiempos de crisis», manifestó la narradora Tere Marichal, quien ha estado presente en la zona sur, leyendo cuentos a los niños y propiciando diversas actividades que involucran a los padres y sus hijos. Foto: Revista Endi.

Asimismo, los libros de colorear han estado entre los artículos que voluntarios han entregado a los niños en los refugios y comunidades afectadas por los temblores en el sur.

“El miedo puede generar muchas actividades creativas y positivas si se sabe trabajar con él. Para mí el traer actividades creativas, actividades relacionadas a la lectura es importantísimo”, puntualizó Marichal, durante las actividades de la Biblioteca Solidaria a favor de los niños de un campamento comunitario en el barrio Seboruco de Peñuelas.

Virgen Mina Torres Pérez, de 63 años, calificó las actividades en el campamento como “bien productiva para los nenes, porque ellos están traumatizados”.

La mujer se encontraba junto a sus cinco nietos de 11, dos de 10 años, otro de 9 y un infante de un año y medio. “Ellos están bien desesperados, ellos, cada vez que lo oyen, se ponen… ellos rapidito, ‘mamá, temblor’, se ponen bien desesperados”, relató.

Hasta ese campamento también el colectivo de teatro político y social Papel Machete, que regaló a los niños que allí se refugian un rato de diversión y distracción.

“Una de las cosas que nos han dicho que es bien necesario, es llevar teatro, talleres de arte, para que sea también un medio en donde la gente pueda desahogar, ventilar y también buscar algún tipo de alivio dentro de la crisis que estamos viviendo”, explicó Sugeily Rodríguez Lebrón, miembro del colectivo de teatro.

Otras noticias de interés:


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios

Etiquetas