Se viene fuerte la música poblana

Falling in love with: Emi, Alex y Muisli de Mumu Island Records

Mumu Island Records, una productora poblana que apuesta por el talento poblano/mexicano. En esta ocasión pudimos entrevistar a Emi, Alex y Muisli :)
Publicado en

Artes / México / Música / Portada / Puebla

0 0


Aquí en El Ciudadano México, tuvimos el gran placer de recibir a tres talentosos músicos independientes de Mumu Island Records, productora musical poblana. Conocimos a Emi Cano, Muisli Pérez y Alex Ahumada, y quedamos encantados con sus rolas. 

__

El lunes Raúl me pasa un correo con la info de unos chavos que tocan en una productora independiente; no me dice ni el nombre de ellos ni de la productora. Abro el correo, me sorprende el diseño de sus comunicados y toda la lírica con que describen sus canciones. Hasta ahora todo bien. 

Abro las canciones y las dejo correr de fondo mientras trabajo. -¿A poco sí?- me ronda esa preguntita en la cabeza, ¿a poco sí son tan rifados como se ven en sus videos? Para el miércoles por la noche me sorprendo tarareando una canción que no ubico. 

__

El jueves llego a la oficina, prendo mi computadora, veo de nuevo el correo que mandó Raúl y sigo trabajando. “Sha llegaron” me escribe por WA, me apresuro y bajo a saludarlos. Llegan primero Emi y Alex, se ven todos bonitos, entre nerviosos y emocionados, o así me lo parece. 

Raúl y yo armamos el set en friega y me maldigo bajito la puntualidad de estos chamacos (jeje). En ese se asoma Muisli y pregunta por Emi y Alex, tiene una voz poderosa, de esas profundas que te hacen sonrojar (ups). 

Terminamos de armar el set y Raúl los invita a pasar. Sentamos a Alex frente a la cámara, le pedimos que nos hablé un poco de su canción “Así” y se pone nervioso. Me da ternura, le quiero decir que yo también me pongo nerviosa cuando salgo a reportear y hasta lo quiero abrazar, pero me detengo porque somos pros entrevistando a otros pros. 

Repetimos unas diez veces su sección, le bromeo que será el padrino de bloopers de Poblanoticias. Pobre, le toca iniciar el legado Mumu en El Ciudadano mientras los otros lo graban burlones. Me agrada que se sientan en confianza para ser así, me gusta esa actitud (the humbleness).  

Puedo ver que Alex es una persona sensible, de esas que abrazan bonito y te echan porras. Habla de la música con tanto cariño que suena entre enamorado y melancólico (quizás eso sea un pleonasmo, pero ah *suspiro* el amor es un ente tan complejo que merece recibir todos los adjetivos existentes e inexistentes para comenzar a hacerle justicia) (fin del corte comercial de la Dra. Corazón, volvamos a Alex). 

Me gusta que Alex-persona habla penoso de sí mismo, pero cuando habla de Alex-músico se suelta con naturalidad, hasta puedo jurar que le cambia el semblante. Me encanta presenciar esas transformaciones, como ver a un pececito que se ahoga y de repente respira tranquilo bajo el agua. Biutiful. 

Hablamos de su inspiración, de sus gustos (pura calidad) y de sus rolitas. Más que nada sus temas tienen que ver con esta idea de dolencia, de carencias, de algo que falta, de algo que no deja olvidar, de recuerdos que permanecen y se aparecen a su antojo. (Por la tarde las escucho en mi sofá y mi roomie se acerca preocupada -¿Estás bien?- me pregunta y me pone una mano al hombro; -¿Por qué andas triste?- Suelto la carcajada y le cuento de Alex). 

Luego de entrevistar a Alex, pasamos con Emi y Muisli. [Quizás sea extraño que no explique tal cual lo que hablamos, pero prefiero que los escuchen ustedes. Al final les dejo los videitos de todo lo que nos contaron]. 

Emi y Muisli. Comencemos hablando del nombre artístico de Luis Miguel, porque es simplemente una joya. Siempre es una maldición nacer con el nombre de un artista que te antecede, y seamos sinceros, ¿qué mexicano que pueda llamarse como tal, no conoce a Luismi? Pero entonces pasan estas cosas, de jugar con la belleza del lenguaje y surgen cosas preciosas como “Muisli”. Un trabalenguas bonito. 

Emi por su parte es Emi, mentiría si les digo si es por Emiliano o por Emilio (tusar una palabra, para mí, siempre será un gran acto político/estético genial), pero no importa, es Emi y le queda. Fin. 

Ambos forman un dúo increíble. Tienen muy estudiados los proyectos que han lanzado y eso en artistas independientes (de cualquier ámbito) es algo difícil de encontrar; muchos sufren de kilos de mediocridad, de prisas, de desprofenalización (aguas porque no es lo mismo que ser amateur), de toneladas de ego. Pero ellos ño. 

Confieso que me he vuelto una fan de su música y de su dúo dinámico. Muisli es el director y fundador de Mumu Island Records, además de tener un excelente olfato para detectar talento y una voz que wow. Mientras que Emi tiene una gran sensibilidad para escribir, puedo notar (además de que lo dice textualmente) que sí le interesa que su música tenga un mensaje pensado, y no que sólo sea algo que puedas bailar y compartir en una historia de Instagram (bueno un poco sí, pero anteponiendo el mensaje). 

Mientras hablan puedo imaginar la forma en que trabajan y me recuerdan mucho a Conor y Eamon de Sing Street; una película que trata de un chavo irlandés que arma una banda en busca de impresionar a una chava y que termina explorando los géneros ochenteros que tanto extrañamos (además hay conejos y referencias a ellos en toda la peli). 

Me recuerdan sobre todo a una escena en la que Conor llega a la casa de Eamon, a mitad de la noche, y le dice que hagan una canción; así me los imagino, con repentinos rayos de inspiración que se encuentran con muchas ganas y tiempo invertido. 

Nos platican de cómo se hicieron un dúo casi sin querer y platican sobre los tres sencillos que han sacado: “Hilo Rojo”, “Otra canción de amour” y “Casa”. HR tiene estos tintes pastelosos y melódicos de los dos mil; OCDA es mi nueva obsesión semanal, ideal para empoderarse y  gritar a media fiesta; y Casa, auchis, por como la describe Emi es una canción dura por la que tuvo que obligarse a estar triste, a abrir una cajita de Pandora que no existía y que ahora, se ve, le ha costado cerrar.

Siempre es mágico encontrar a gente así de talentosa y motivada, y este trío tiene algo: inspiran a crear, a escucharlos, a llorar con sus letras, a bailar y mentar madres con ellos. ¿Qué tan seguido pasa eso? 

Bonus: Emi también diseña. Wow. Ha hecho varias de las portadas de Mumu 💗 

Terminando la entrevista, los invitamos al jardín para que nos toquen algo de su música. Alex toma la guitarra y de inmediato se transforma en Alex-músico, su voz cambia, su postura se impone, sus dedos bailan divinamente. De verdad me fascina ver estas cositas que a veces (muchas veces) no nos detenemos a apreciar. 

(Casi ni le quiero decir a Emi y Muisli que les toca…) 

Luego Alex les pasa la guitarra a Emi y Muisli, los dos se ponen modo músico y nos ignoran para hacer lo suyo. En algún punto alguno se equivoca y ambos ríen, no hay enojos o caras de odio, se divierten con lo que hacen (y hasta me da un poquito de envidia). 

Tocan sus tres rolitas como dúo y wow. Puedo verlos mientras tocan, realmente verlos. Se conectan y fluyen. De nuevo, wow. Disculpen si mis palabras no son muy pomposas en esta ocasión, pero a veces sobran un poquito. 

Terminando la entrevista bromean que vayamos a desayunar y, la verdad,, sí se me antoja seguir escuchándolos todos enamorados de lo que hacen. 

Sobra decir que conmigo ya tienen una fan de su trabajo. Pues nada, los invito a que estén atentos a las versiones acústicas que grabaron con nosotros y a seguirlos en todas sus redes sociales (Instagram) (Facebook). 

Ah y por último les recuerdo que el 23 de julio Emi y Muisli estrenan el video de su sencillo «Casa».

También te puede interesar leer estas entrevistas:

El Ciudadano | El espectro del cine LGBTTTIQ+, charla con Gustavo Barrientos


Comparte 👍

Comenta 💬