La fotografía más famosa de Los Beatles cumplió medio siglo