La Peste estrena SILENCIO, una obra sobre el poder y la deshumanización

El montaje inspirado en el famoso texto 'Woyzeck' es la última entrega de la trilogía de la compañía porteña basada en clásicos de la dramaturgia universal.
Publicado en

Artes / Teatro

0 0


Este 13, 14 y 15 de noviembre, a las 21:00 horas, el Centro de Investigación Teatro La Peste estrenará SILENCIO (esto no es teatro), tercera obra de su Trilogía de Huída, la que podrá ser vista en el Teatro del Puente a través de la plataforma Zoom.

Trilogía de Huída es un proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, Convocatoria 2020, y parte de la iniciativa Escenas Encerradas de Teatro La Peste, a partir de la cual la compañía ya ha presentado exitosamente los dos primeros montajes –HACHA e IRSE-, basados todos en clásicos de la dramaturgia universal.

SILENCIO está inspirado en el texto Woyzeck del dramaturgo alemán Georg Büchner. Bajo la dirección de Danilo Llanos, las actrices y actores Daniella Misle, Ángel Lattus y Daniel Antivilo encarnan a los personajes que desde los ámbitos del espectáculo, médico y militar, respectivamente, desatan toda su deshumanización y opresión en aquel representado por la también actriz Katty López.

“Se trata de una situación de poder, de lo que significa estar en el poder, de poder humillar a otro; se evidencia lo perverso del ser humano. Y esto nos dio a todos, como actores, la posibilidad de jugar con eso”, explica Daniel Antivilo. En sintonía con esta reflexión, la actriz Daniella Misle plantea que “el estar en un lugar de poder y en una burbuja de privilegios, genera que el otro u otra deje de ser persona, solo te sirves de él, de su fuerza de trabajo, etcétera. No sabes cómo se llama, quién es, cuáles son sus circunstancias y tampoco te importa. En este caso, la ‘maldita’ prende la cámara, se conecta y, cuando la cierra, ese otro deja de existir, y creo que eso nos está pasando a todos un poco con la mediatización de las relaciones”.

En la otra vereda está el personaje representado por Katty López, el que al igual que en las dos primeras obras de la trilogía, está sometido a una situación de asedio, agobio y encierro. Al respecto, la actriz señala que “lo que intentamos hacer es ver hasta dónde podría llegar un cuerpo en una situación como esta, ya sea quedándose decididamente en ella o bien rompiendo algo para salir de ahí”. En ese sentido, López apunta que en este último montaje “me parece que hay una determinación más clara y sólida de este cuerpo -que no está únicamente siendo asediado, sino que también explotado-, el cual evidencia una lucidez tal que es capaz de tomar una determinación más allá incluso de la precariedad de vida en la que está envuelto”.

Cabe destacar que al final de cada función de SILENCIO se realizará un conversatorio con invitados especiales vinculados a las artes escénicas. La entrada para cada una de las funciones tiene un costo de $2.000 y puede adquirirse en línea ingresando a la web de Teatro del Puente o en este link.

“VAMOS A SALIR DE ESTO CON SABERES NUEVOS”

Con el estreno de SILENCIO (esto no es teatro), La Peste cierra una trilogía de montajes cuyo trabajo de creación y puesta en escena debió obligadamente adecuarse a las nuevas y desconocidas condiciones de trabajo impuestas por las cuarentenas decretadas tras la llegada del Covid-19 a Chile. En ese sentido, el director Danilo Llanos plantea que esto les ha permitido “constatar cómo el imaginario se activa en cualquier escenario y subvierte la catástrofe, transformándola en una dimensión creativa, y eso es muy inspirador para continuar”. 

Por otra parte, Llanos destaca que desde el punto de vista de la puesta en escena, de lo actoral y de las operaciones que se deben realizar para dirigir, “hay una serie de elementos muy significativos que, lejos de quedarse en este formato, van a ser absorbidos para vertirlos también cuando volvamos a la sala de teatro y comencemos a crear nuevos proyectos”. “Vamos a salir de esto con saberes nuevos para seguir potenciando y profundizando”, concluye.

Una mirada compartida igualmente por el actor Ángel Lattus, quien enfatiza que este trabajo ha significado para él “una instancia de perfeccionamiento y descubrimientos que reafirman mi convicción de que teatro de arte se puede hacer en cualquier espacio y circunstancia cuando el amor que se tiene por nuestro oficio es firme y decidido”. En ese sentido, añade que con este montaje “se abre un campo nuevo de trabajo donde adquirir experiencia y aprendizaje”. 

Y lo mismo piensa Víctor Zúñiga, operador técnico y diseñador multimedia que ha estado encargado de probablemente una de las tareas más complejas y poco exploradas hasta ahora: la transmisión virtual de las tres puestas en escena. “En algún momento pensé que esto no iba a ser posible”, reconoce, explicando que una de las principales dificultades ha sido “intentar hacer trabajos en el año 2020 con tecnologías de 2010”, debido a la imposibilidad -por el mismo contexto- de invertir en nuevas herramientas. No obstante, para revertir este pronóstico decidió ponerse a investigar y lo consiguió. “Ha sido una experiencia bastante enriquecedora, un muy buen hallazgo técnico”, destaca Zúñiga, quien también es actor de formación. Y concluye: “Siempre me ha gustado imaginar cosas y llevarlas a escena. Y esta es una escena distinta, filtrada por un computador, pero sigue siendo el mismo proceso: imaginar el cómo podríamos hacerlo y solucionarlo en términos técnicos, prácticos y artísticos”.

Teatro del Puente es un proyecto financiado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través de su Programa Otras Instituciones Colaboradoras. Paralelamente, está subsidiado con recursos del Fondo Internacional de Asistencia del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania, del Goethe-Institut y otros socios: www.goethe.de/hilfsfonds.

Compártelo

Comentarios