“Lean poesía. Ahí se concentra lo mejor de nuestro mundo”.

Augusto Rodríguez (Chile)

 

Augusto Rodríguez, poeta ecuatoriano, es un hombre versátil, extremadamente viajero, amante de la acción poética, de las palabras; editor de El Quirófano Ediciones, en donde ha publicado casi cien libros de poetas de todo el Mundo. Vivió en Chile, país donde nace su inclinación hacia la poesía, pilar fundamental en el presente. Ha publicado una docena de libros. Ha sido traducido a distintos idiomas. Conocedor de obras fundamentales de la poesía hispanoamericana. Docente y activista de la palabra. Un ser humano que ha logrado movilizar la literatura del Ecuador.

-¿Cómo llegaste a la poesía? Cuéntanos tu historia.

Viví diez años en Santiago de Chile. Una tarde fui con mi padre a una librería de Providencia. Me quedé revisando algunos libros de poemas, me llamaron la atención enseguida poemarios de Neruda, Mistral, Huidobro. Leía esos libros y encontraba algo mío allí. El lenguaje en estado puro. Después leí a Rojas, a Lihn, a Teillier, a Parra, a Hahn, a Zurita, a Maquieira, etc. Después escuché un recital de Parra en la Feria de libros de Santiago de Chile y poco a poco fui leyendo mucha poesía chilena y de otros países. Recuerdo que en la Feria de libros de Santiago de Chile vi una antología de poemas eróticos que había seleccionado el poeta uruguayo Mario Benedetti y eran poemas de amor y eróticos de poetas de toda Hispanoamérica. Fui muy feliz al leer un poema del poeta ecuatoriano Jorge Enrique Adoum denominado Despedida y no. Cuando regresé después de vivir muchos años en Chile leí y descubrí la poesía de Ecuador, la poesía de mi país: Cazón Vera, Jaramillo, Dávila Andrade, Mayo, Carrera Andrade, Gangotena, Ledesma, Espinel, etc. En mi etapa escolar y en la universidad escribía poemas en cuadernos escolares. Después asistí a talleres (que no me enseñaron nada) y en la licenciatura, en la Universidad (tampoco aprendí nada nuevo, ni interesante) y de ahí seguí escribiendo por mi cuenta. Estoy por graduarme de Máster en Literatura de la UTPL y para el 2016 empezar mi doctorado en letras, espero en México. Me he formado como escritor: Leyendo, puliendo, escribiendo y sobre todo reescribiendo hasta el día de hoy. La literatura es un lento aprendizaje de vida que nos ayuda a entender las contradicciones del ser humano y nos enseña a conocernos y descubrir hasta nuestra propia muerte.

{destacado-1}

-Eres un poeta que viaja, ha publicado bastante y tiene muchas traducciones. ¿Podrías contarme cómo ha sido este recorrido?

Tengo publicado 12 poemarios entre España, México, Perú, Ecuador, Rumania, Francia y Cuba. Mi libro denominado El libro de la enfermedad ha tenido traducciones al rumano, al francés y al árabe. También se lo está traduciendo al portugués y al italiano. Me han traducido series de poemas a otros idiomas como el inglés, catalán, al medumba (lengua de Camerún). Desde que publico y estoy metido de lleno en la literatura han pasado 21 años. He viajado por diferentes Festivales, Encuentros, Ferias de libros de países como México, Venezuela, Francia, Alemania, Estados Unidos, España, Colombia, Chile, Perú, Cuba, entre otros países. He tenido la suerte de conocer muchos países gracias a la poesía. La poesía me ha abierto el mundo. Sobre todo un libro que se llama El beso de los dementes que siempre gusta y se lee en muchas partes. Yo digo en broma que es como mi best seller. Aunque también he publicado tres libros de cuentos y unas novelas breves. Ahora tengo lista una novela de ciencia ficción y preparo una nueva novela más íntima y personal que creo me tomará algunos años.

-¿Cuál ha sido la publicación que más te ha gustado?

Pienso que será El libro negro que se publicará en México en este año porque reúne más de diez años de mi poesía. Tiene 563 páginas. Una panorámica excelente de mi obra.

liro

-Eres poeta, pero también profesor, editor y gestor cultural. Háblame sobre tus proyectos, especialmente el festival de poesía y la editorial que diriges.

El Festival Internacional de Poesía de Guayaquil Ileana Espinel Cedeño nació hace 8 años y reúne a poetas de todo el mundo. Hemos tenido la visita de poetas de España, Francia, Egipto, Palestina, Cuba, Irak y este año tendremos la visita de poetas de Mongolia, India, Marruecos y Siria. Contaremos con invitados internacionales de primera talla como el escritor chileno Jorge Edwards, premio Cervantes 1999 y al español Manuel Borrás de la editorial Pre-textos. Es un Festival que reúne a casi 90 poetas de muchos países, con una gran presencia de autores ecuatorianos. En cuanto a la editorial tiene 5 años y hemos publicado a casi cien autores, igual de casi todo el mundo, nos faltan poetas asiáticos que en el 2016 se sumarán al catálogo. En cuanto a autores chilenos publicamos una bella antología de poetas jóvenes chilenos que tú seleccionaste, un poemario de Marcela Saldaño, de Raúl Hernández y del gran Jorge Teillier. En el futuro esperamos incorporar a Enrique Lihn.

-¿Qué te ha inspirado a cubrir y cumplir estas acciones?

La necesidad de que la literatura y la poesía de mi país se mueva y esté a la par de lo mejor que se produce en el mundo. Ecuador tiene una importante tradición que vale la pena difundir. Es fundamental que los autores se conozcan. Además que la poesía llegue a todos los rincones de Guayaquil y del Ecuador. Que la palabra, la literatura, el poema vuelva a su función original que es romper, conmover, abrir mentes para poder disfrutar y reconocernos como seres humanos habitantes de un mundo diverso y cercano.

Relacionado:  (Video) Disney+ cambió escena e introdujo nuevo personaje en Star Wars

{destacado-2}

-¿Por qué es importante generar instancias como los festivales de poesía?

Por una extraña razón que desconozco el Ecuador siempre ha quedado aislado de todo tipo de festivales, mesas de debate, de editoriales, de todo y eso que estamos en el centro del mundo. Pienso que es importante que los autores ecuatorianos (no solo los poetas) hablen, dialoguen con el mundo. El Festival es de poetas pero de a poco vamos a ir incorporando a los narradores y a las demás artes.

-Hay temáticas que a los o las poetas inspiran para seguir. ¿Qué temáticas aborda tu poesía?

Los primeros 4 libros hablan sobre el tema animal, el sadismo, la sexualidad, la urbe desde un punto de vista visceral e irracional. El segundo grupo de 4 libros sobre el tema de la enfermedad, mi padre y el cáncer. La tercer grupo de 4 libros sobre la violencia, lo religioso, el cuerpo, las dictaduras y lo político, todos ellos están reunidos en El Libro Negro. Ahora mis nuevos cuatro libros abordan lo doméstico, la música, las ausencias y la muerte. Depende de la etapa, depende de muchas circunstancias.

Relacionado:  El libro digital: Centro de debate en la Feria Internacional del Libro de Venezuela 2019

-¿Cuáles han sido tus influencias literarias?

Muchas, leo de todo. Me gusta mucho la poesía latinoamericana, autores como Courtoisie, Boccanera, Roca, Rojas, Kozer, Lihn, Teillier, Zurita, Gamoneda, Panero, Montejo, etc. Shakespeare, Pound, Pessoa, Baudelaire, Rimbaud, Blake, Hölderlin, Pavese, etc. Los clásicos de muchas épocas, Borges, Huidobro, Neruda, Parra, etc. De autores ecuatorianos Dávila Andrade, Carrera Andrade, Mayo, Gangotena, Ledesma, Cazón, Manzano, Jara, Jaramillo, Nieto, Itúrburu, etc.

-¿Cuál es tu libro de cabecera? ¿Podrías nombrarme un poema de otro autor que pienses es fundamental?

Tengo muchos libros de cabecera, pero si podría mencionar uno diría Los dominios perdidos de Teillier y su poema Despedida.

CONSEJO: Lean poesía. Ahí se concentra lo mejor de nuestro mundo.

 

foto

Selección

SÁBANAS

Después del amor sólo nos quedan
las lágrimas de D i o s
arrojadas a las manos
como hojas en otoño.

Las sombras crecen y mueren como flores
o como náufragos ante la isla de sus ojos.
Las costillas del amor
son el árbol donde
se estremecen las serpientes.

Después del amor queda un cuerpo vacío
y destruido envuelto en sábanas.

El delito fue consumado
no inventes otros miedos, ni otras angustias.

Es verdad que el amor reseca las manos
pero es el aire de los cuerpos.

LUZ INTERMEDIA

La luz es intermedia cuando cruzo
tus venas y aúllo
en tus lunares
de mi suerte.

Las cartas cambian de sitio y de manos
pero mis ojos van en tus ojos, en su revés
en su angustia.
¿Ves lo que yo veo?

Tantas vidas pasadas
y los muertos que no se cansan
de respirar
mi dióxido de carbono.

Mi país está dividido.
Sus hombres
son las serpientes de las vocales.

LOS CUERPOS NO MUEREN

a Luis Armenta Malpica

Los cuerpos no mueren.
Solo su media parte serpiente.

Luz que no es esfera ni paraíso.

Los cuerpos son mitad bosque
y mitad agua que se esconden
en los pezones
blancos del día.

Los párpados niegan
cuando un animal
sale
de su niebla azul.

Los cuerpos no mueren.
Solo su parte no oficial.

Su ojo,
su geometría,
su pétalo de aire.

El miedo pasa de nervio
en nervio
y la garganta se alborota
cuando llega la sangre y expulsa
su otra piel,
su vísceras dementes.

Los cuerpos no mueren.
Solo su media carne católica.

EL ESCORPIÓN

Es verdad
que la poesía habita en la llaga
y en el suicidio.

Los poetas salvaguardan su cáliz
pues conocen que las palabras blancas
son inofensivas en la sangre
pero siempre el poema
es una piedra
que crece en el cerebro
del escorpión.

Un pez
un río
un ojo
aletea

DAME FRUTAS

La luz es música en la retina.
En el oído. En la lengua.

El tiempo es devorado a dentelladas.
El oro no siempre es oro.

La luz es la fruta perfecta
que desayuno
en cada mañana.

Dios es un paradigma.
La luz es el Espíritu Santo.
Jesús la sílaba.

Dame p a l a b r a s.

Augusto Rodríguez (Guayaquil, Ecuador, 1979) Periodista, editor y catedrático. Autor de 15 libros entre poesía, cuento, novela, entrevistas y ensayos en prestigiosas editoriales de España, México, Cuba, Francia, Perú, Rumania y Ecuador. Colabora en publicaciones periódicas con artículos, reseñas, entrevistas, comentarios literarios en el Ecuador y en el extranjero. Ha obtenido el Premio Nacional de Poesía David Ledesma Vázquez (2005), el Premio Nacional Universitario de Poesía Efraín Jara Idrovo (2005), Mención de Honor en el Concurso Nacional de Poesía César Dávila Andrade (2005), Premio Nacional de Cuento Joaquín Gallegos Lara (2011), Mención de Honor en el Premio Pichincha de Poesía (2012), Finalista del Premio Adonáis, España (2013) y Finalista del Premio de Crónicas Nuevas Plumas, México (2014). Uno de los fundadores del grupo cultural Buseta de papel. Ha sido invitado a los más importantes encuentros literarios en: Madrid, Ciudad de México, Granada, La Habana, Santiago de Chile, Nueva York, Buenos Aires, Medellín, París, Caracas, Guadalajara, Berlín, Bogotá, Lima, Monterrey, etc. Parte de su obra poética está traducida a diez idiomas: inglés, árabe, portugués, catalán, rumano, italiano, alemán, turco, francés y medumba (Camerún). Editor de El Quirófano Ediciones. Director del Festival Internacional de Poesía de Guayaquil Ileana Espinel Cedeño.

Por Oscar Saavedra Villarroel, poeta y videopoemista.
www.escuelasdelapoesia.cl
http://poetandesground.blogspot.com
http://www.descentralizacionpoetica.cl

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,276,012FansMe gusta
277,556SeguidoresSeguir
335,354SeguidoresSeguir
16,800SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos