Libros del Cardo y su colección ilustrada de Virginia Woolf: Que la cartografía de lecturas feministas sea desde la primera infancia

Editorial está presentando dos libros de cuentos ilustrados de Virginia Woolf: La cortina de la niñera Lugton y La viuda y el loro.

Por Opazo

Publicado en

Artes / Género / Ilustración / Literatura

0 0


Como parte de su colección de grandes autoras y autores, Ediciones Libros del Cardo está presentando dos libros de cuentos ilustrados de Virginia Woolf: La cortina de la niñera Lugton y La viuda y el loro, los primeros de esta línea de trabajo dedicada a la autora, que continuará con la publicación de 4 libros más para el año 2021. 

“La idea de generar una Colección de grandes autoras y autores es que desde la infancia se acceda a textos de calidad, a precios bajos, que permitan un acercamiento a escrituras clásicas, nombres que a lo largo de su vida las niñas, niños y niñes van a ir escuchando y volviendo a encontrar en la biblioteca, la escuela, el liceo, el diario o la universidad. Es una forma de ingreso paulatina a otros soportes, ya sean críticos y textuales”, explica Gladys González, directora de la editorial.

Autoras universales 

Al comienzo, la intención principal de Libros del Cardo era “generar una colección con autoras universales, que después se fue ampliando a autores -como James Joyce-, que al igual que ellas, son fundamentales para la literatura. Comenzamos el año 2018 con un catálogo de literatura infantil y juvenil contando con autoras como María José Ferrada, Roberta Iannamico y Gabriela Mistral, el año 2019 inauguramos la colección Virginia Woolf”.

En esa línea, Gladys González señala que “desde estas historias podemos acercarnos a espacios íntimos y a profundos anhelos, pérdidas y fantasías que a lo largo de sus obras se van dibujando claramente. El libro La cortina de la niñera Lugton fue escrito durante los años veinte, y fue publicado por primera vez en 1966, siendo un rescate de entre los manuscritos de La señora Dalloway. La narración nos permite ingresar en el mundo de Virginia Woolf, y nos entrega una profunda lección sobre el amor a la naturaleza, la ecología, la libertad, por medio de la fábula de animales que escapan de la cortina que cose la niñera Lugton en su regazo, mientras ella duerme, desplazándose por lugares mágicos habitados por múltiples personajes”. 

Asimismo, continúa González, “La viuda y el loro es una historia sobre la vejez y la representación social de las mujeres, la pobreza, las ilusiones de un mejor pasar, y nuevamente, el amor por los animales, en un acto de simetría y camaradería, que potencia la bondad en conjunto con lo humano. En este cuento se hacen presentes otros elementos paratextuales como el río en el que Virginia Woolf se sumergió en su decisión de suicidio, también Leonard Woolf es nombrado, hay guiños a su vida cotidiana que pueden ir desentrañándose, lo que permite exégesis literarias y acercamientos a la vida de la autora. La imagen de la casa cumple un rol esencial en ambos cuentos como lugar de encierro, libertades inexploradas y espacio de nuevas exploraciones”.

Para la editora, “lo fundamental es reconocer a estas autoras desde la niñez y que la cartografía de lecturas feministas sea desde la primera infancia, hasta la adultez, ya que son libros para todas las edades, muchos de ellos, que son parte de la colección, no contaban con traducciones al castellano pues son rescates del siglo XIX, por lo que muchos son verdaderas joyas para la lectura y estudios filológicos”. 

“Para la editorial es un regocijo poder trabajar con estos textos, ya que nos permiten difundir otra parte del trabajo de estas grandes autoras y autores, acercándolos con un valor económico a las familias y potenciando sus intereses frente otros registros de la literatura clásica. Nuestra intención es ser un puente desde la primera infancia al placer de leer. Actualmente estamos vendiendo los libros a precio rebajado por la navidad por la web www.edicioneslibrosdelcardo.cl y mediante la distribuidora La Komuna”, concluyó Gladys González.

Compártelo

Comentarios