Sol y Medianoche, raíces y nueva generación

Si se trata de la nostalgia, los años ’80 han quedado como la década del «pop latino» y de los «raros peinados nuevos» que cantó Charly García y que lucieron grupos como Soda Stereo

Por berenguer

Publicado en

Artes / Música

0 0



Si se trata de la nostalgia, los años ’80 han quedado como la década del «pop latino» y de los «raros peinados nuevos» que cantó Charly García y que lucieron grupos como Soda Stereo. Pero si hace falta un ayudamemoria para recordar que ésa fue sólo la segunda mitad de los ’80, aquí está de vuelta este grupo: Sol y Medianoche. Era 1982 cuando se formaron, y fue entre 1982 y 1985 que, más allá de la moda que vendría, lograron un éxito de masas con esa combinación de guitarras eléctricas y ritmos mapuches o de cueca. «Cueca rock», le llamaron algunos. Violeta Parra y Víctor Jara estaban en su repertorio, junto a canciones propias. Y desde Los Jaivas hasta Miguel Piñera eran parte del mismo sonido, en un cruce entre el rock y la influencia del folclor. Tal como ahora, que el péndulo parece haber vuelto al mismo punto.

Sol y Medianoche está aquí en persona, siempre liderado por la cantante Sol Domínguez y el guitarrista y cantante Jorge Soto, y esta vez con nuevos músicos. En 2009 el grupo ha estado tocando en vivo y se dispone a lanzar un nuevo disco. No cualquier disco: el primero que hacen en diecinueve años. Editado por Mylodon Records, sello de Concepción especializado en música progresiva, aparecerá a mediados de año con el nombre de Poeta y cantor, y va a ser un resumen de su historia. Por una parte consiste en nuevas versiones de éxitos del grupo, como «Arranca arranca» y «Paloma ausente», de Violeta Parra; «El cigarrito» y «La cocinerita», de Víctor Jara, o «Los hermanos», de Atahualpa Yupanqui. Y por otra incluirá canciones propias, algunas que se remontan a los ancestros de la banda como «Desde la oscuridad» y el incombustible rock de «Querida mamá» y otras inéditas.

Entre estas últimas están la propia «Poeta y cantor» o «Qué pasa, qué pasa». «‘Poeta y cantor’ es un mensaje a la unidad entre los músicos y a la sociedad en general, y ‘Qué pasa, qué pasa’ es un tema que plantea la problemática de las personas que se vienen del sur o del norte a vivir a la capital, y el cambio fuerte que hay ahí, con la nostalgia por volver a su tierra», adelanta la propia cantante, que ahora va además frente a la nueva formación del grupo. En 2009 Sol y Medianoche se forma con Sol Domínguez (voz), Jorge Soto (guitarra), América Paz (bajo), Nicolás Romero (teclado) y el histórico Ruduy Ferrada (batería), ex integrante de Turbo y Tumulto entre otras bandas. Y una nueva señal del paso del tiempo es la bajista: América Paz es hija de Domínguez y Soto. «Se forma una mística arriba del escenario», dice al respecto el padre. «Nos conocemos tanto que ya podemos tocar sin mirarnos, y ella toca un bajo que tiene un sonido duro, pero le da una sensibilidad justa, precisa. Son los mismos temas, son los mismos intérpretes. Pero hay algo que es nuevo».

+info: www.musicapopular.cl

Texto: David Ponce B.
Foto: Evelyn Cazenave A.
Onda Corta
El Ciudadano

Comentarios