31 Minutos rinde homenaje a Shakespeare con hilarante versión de Romeo y Julieta

63
29 de Diciembre de 2015/SANTIAGO Fotos de pasada de prensa de la obra Ò31 minutos: Romeo y JulietaÓ, una adaptaci—n del cl‡sico de Shakespeare, dirigida por çlvaro D’az y Pedro Peirano FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO
29 de Diciembre de 2015/SANTIAGO Fotos de pasada de prensa de la obra Ò31 minutos: Romeo y JulietaÓ, una adaptaci—n del cl‡sico de Shakespeare, dirigida por çlvaro D’az y Pedro Peirano FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO
FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO

Comienza el verano y Santiago explota de calor. Sin importar cuantos grados alcancen en el exterior, una decena de personas se desconecta del ajetreado movimiento de la capital y en uno de los rincones del querido Barrio Matta trabajan sin parar. Pocos saben que entre esas casas antiguas, la vida de barrio y el comercio popular, el equipo multidisciplinario de 31 minutos se concentra en su bunker, un amplio taller en el que se levanta una gran escenografía para ensayar el nuevo espectáculo.

Se trata de 31 minutos: Romeo y Julieta, una obra que se suma a la conmemoración de los 400 años de la muerte de William Shakespeare y que se estrena en Santiago a Mil 2016 con nuevas canciones. Pero la versión de este clásico de la literatura no es igual a las que ya se han visto. En este montaje, que se presentará de manera gratuita, los personajes de la popular serie infantil encabezados por Juan Carlos Bodoque como Shakespeare, Mario Hugo como Romeo y Patana como Julieta desatarán una versión exageradamente libre del clásico shakesperiano, indignando a los eruditos y confundiendo a los ignorantes.

En el taller de Barrio Matta aparece Patana, despampanante y coqueta como siempre comienza a ensayar sus líneas: “Esto es espantoso. Amo a mi peor enemigo y no puedo sacármelo de la cabeza” dice acongojada. Mario Hugo la mira, espera su turno y replica. Cada personaje es fundamental en la historia y el ensayo no se detiene hasta alcanzar la perfección de la escena. Sin duda, la adaptación de este clásico es un desafío, pero dado el trabajo minucioso de directores, titiriteros, músicos, productores, diseñadores, técnicos y asistentes, el resultado es sorprendente.

Relacionado:  Cuando el feminismo falla: La diferencia como oportunidad de superar las contradicciones de nuestra participación política

Álvaro Díaz, uno de los creadores y directores de 31 minutos señala: “No es un misterio que Shakespeare y en especial Romeo y Julieta es teatro dedicado al público y en ese sentido es popular. Es una historia que todo el mundo conoce, al menos, en sus rasgos generales. Estamos muy contentos de salir a distintas comunas y encontrarnos con el público porque 31 minutos ya no es sólo un programa de televisión, al contrario, lo que menos hacemos es televisión y lo que más hacemos es ir a buscar a nuestro público y darle siempre cosas nuevas y originales. Nuestro objetivo es siempre estar reinventándonos y esta obra es un paso significativo en esa reinversión”.

Pedro Peirano, el otro creador y director de 31 minutos, comenta parte del proceso de creación de este nuevo espectáculo: “Nos leímos la obra, le pusimos varios textos verdaderos y lo mezclamos con un poco más de humor”.

 

31 minutos: Romeo y Julieta*

 

San Felipe | 8 de enero | Plaza de Armas

Quilicura | 11 de enero | Estadio Colonia**

Puente Alto | 13 de enero | Concha y Toro con Las Nieves

Rancagua | 16 de enero | Media Luna Monumental**

Peñalolén | 21 de enero | Chimkowe**

Santiago | 24 de enero | Plaza de la Constitución | Transmisión por streaming en www.fundacionteatroamil.cl

 

*Todas las funciones son a las 21 horas.

** Con retiro de invitaciones previamente:

Quilicura: Por confirmar fecha

Rancagua: Por confirmar fecha

Peñalolén: 16 de enero | Chimkowe | de 10 a 16h | 2 por persona | Hasta agotar stock