Todo(s) para Curepto

Avanzar por las calles de Talca permite ir viendo todo aquello que la falsedad televisiva te muestra en parte o que te dramatiza para lograr el rafting

Por berenguer

19/07/2010

Publicado en

Artes / Música

0 0


Avanzar por las calles de Talca permite ir viendo todo aquello que la falsedad televisiva te muestra en parte o que te dramatiza para lograr el rafting. Pero el problema real sigue teniendo miles de manifestaciones que no podemos comprender y menos abarcar. Cada casa en el suelo y cada estructura al borde del desprendimiento nos hacen saber que a donde vamos la alegría es algo que se mezcla con dolor, pena, resignación, fuerza y ganas. Por eso la idea de los muchachos de Puebloculto de realizar la actividad en Talca tiene mucho sentido y bastante de razón. Curepto la localidad beneficiaría de la jornada no puede aún recibir una actuación como esta, pero el cariño, aporte y labor se trasladará unos kilómetros hacia la costa de Talca y llegará a muchos de ellos.

La oscuridad ya se ha empezado a apoderar de la ciudad y los pocos negocios abiertos, cerca de la Unidad Vecinal número 30 de Talca de Villa La Florida , todavía evidencia la falta de producto y la venta de insumos para emergencia como aspectos centrales. Pero a unos pasos la jornada se empezaba a calentar, primero con toda la belleza y cuidado que se puso en la preparación y recepción, y en ir generando un ambiente que abordara la posibilidad del festejo.

La noche se abrió con Chaleko, agrupación de Sebastián Redolés, grupo que nos paseó por sus temas, que mezclan una sonoridad que se aproxima a lo bailable, pero que evidencias otras preocupaciones y intereses. Así por ejemplo con “Así no más”, que juguetea con la sonoridad, pero que se deja llevar por otros rumbos, donde el acordeón se hace fuerte. Con ellos en escena la jornada se fue templando y preparando lo que venía, permitiendo una entrega mutua y que flujo con un estado de ánimo de mucha necesidad de pasarlo bien. Luego pasó a entregar unos temas, el vocalista de Mecánica Popular, Manuel García, que casi en solitario se plantó, tocó, sacó unos cuantos gritos de sus seguidoras, se tomó varias fotos y saludó la jornada con su labor musical. Una presencia simple pero directa.

El cierre corrió por cuenta de Banda Conmoción, agrupación que había realizado varias jornadas en Santiago de apoyo a Curepto y que ahora llevó su carnaval latinoamericano al galpón talquino, logrando similares efectos a los de sus presentaciones capitalinas. Su inicio junto a los asistentes en la pista ya encandeció la noche, gracias a un repertorio directo a las piernas de los asistentes, evitando las pausas y logrando que todo el ritmo fluyera por la sala y se devolviera hacia el escenario, en un proceso de retroalimentación que ellos saben lograr y agradecer. La noche se hizo corta y la fiesta era un regalo. Algo merecido y esperado, y que se transformó en algo agradecido y logrado.

Después las despedidas, los adioses, el volver a ver las calles oscuras y las casas con sus fachadas derruidas. Un poco de neblina. Y llevarse un bello momento para el recuerdo, aunque no haya cambiado nada y todo sigue por los suelos.

¿Dónde y cuándo fue?
Chaleko de Lana, Manuel García y Banda Conmoción
Viernes 9 de abril
Unidad Vecinal 30
Villa La Florida
Talca

Onda Corta

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬