Vocera de Córdova dijo que los uniformados "se pasaron de listos"

«A cada rato se cruzan entre medio»: La molestia mapuche con el operativo de Gendarmería en el rehue del machi Celestino

"En cada anillo de seguridad -tres en total- nos pidieron los documentos y el carnet de identidad (...) Hay sentimientos encontrados por el operativo, por el gran contingente. Se ha restringido mucho y nos revisaron bastante", declaró Gabriela Calfucoy.

La vocera del machi Celestino Córdova, Gabriela Calfucoy, manifestó su molestia por el actuar de Gendarmería y Carabineros en el operativo montado para cumplir con la petición de la autoridad espiritual mapuche de visitar su rehue, afirmando que los gendarmes «se pasaron de listos».

«En cada anillo de seguridad -tres en total- nos pidieron los documentos y el carnet de identidad (…) Hay sentimientos encontrados por el operativo, por el gran contingente. Se ha restringido mucho y nos revisaron bastante», declaró Calfucoy al noticiero 24 Horas de TVN.

Respecto al desarrollo de las actividades, la vocera del machi contó que «Gendarmería está a una distancia de 6 o 7 metros, para no interrumpir, pero de repente hay algunos que se pasan de listos y a cada rato se cruzan entre medio. Eso, en lo personal, molesta».

Gabriela Calfucoy

Al ser consultada sobre otros detalles del proceder de Gendarmería, y si el machi fue esposado, Calfucoy contestó que «por supuesto que no. No tiene sentido con todo el aparataje que se ha movilizado».

En ese sentido, según la información entregada por Gendarmería, el machi Cestino Córdova será trasladado nuevamente esta tarde, alrededor de las 20:00 horas, hasta el Hospital Intercultural de Nueva Imperial.

En tanto, de acuerdo al periódico mapuche Werkén, el operativo de traslado del machi a su rehue contó con un verdadero «ejército» de uniformados: 521 carabineros, 360 gendarmes, 240 funcionarios de la PDI, 4 helicópteros y una cantidad similar de vehículos blindados.