A los 90 años: Miguel Lawner es reconocido con el Premio Nacional de Arquitectura

El destacado arquitecto Miguel Lawner Steiman, de 90 años, fue designado este viernes como el Premio Nacional de Arquitectura 2018-2020

Por Opazo

Publicado en

Chile / Vivienda

0 0


El destacado arquitecto Miguel Lawner Steiman, de 90 años, fue designado este viernes como el Premio Nacional de Arquitectura 2018-2020. Según informó el Colegio de Arquitectos de Chile, la decisión se adoptó en una sesión extraordinaria de su directorio, “luego de la presentación de una terna de finalistas”.

El Premio Nacional del ramo es otorgado cada dos años al arquitecto, arquitecta o equipo de arquitectos “cuya trayectoria y desempeño ético y profesional haya marcado un ejemplo para todos los arquitectos, en cualquiera de las manifestaciones del ejercicio profesional, especialmente en el campo de la ejecución de obras de arquitectura o de una destacada labor académica, gremial, o de participación en la gestión pública”, informó la orden mediante un comunicado.

Así, Lawner será premiado de manera oficial en la próxima Feria Libre de Arquitectura, XXI Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile, que se realizará en octubre de 2019.

Miguel Lawner Steiman nació en 1928 y se tituló en 1954 en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, donde también dictó clases. Durante el Gobierno de Salvador Allende, Lawner se desempeñó como director ejecutivo de la Corporación de Mejoramiento Urbano (Cormu). Entre sus obras de ese periodo se encuentran el diseño y ejecución de varios conjuntos habitacionales en Santiago, como la Villa San Luis, o el proyecto habitacional Cormuval entre Santiago y Valparaíso.

También fue parte de la planificación del edificio para la UNCTAD III y la Exposición Internacional de la Vivienda (VIEXPO). Durante su dirección ejecutiva, la Cormu construyó alrededor de 158 mil viviendas sociales.

Después del golpe de Estado, Lawner fue detenido, pasó por distintos centros de detención (incluida Isla Dawson) para, finalmente, ser exiliado a Dinamarca junto a su esposa, Ana María Barrenechea. En el exilio, Lawner se desempeñó como académico en la Universidad Goethe de la República Federal Alemana y en la Academia Real de Bellas Artes de Dinamarca. Regresó a Chile en 1984.

En relación con su actividad gremial, entre 1965 y 1967 fue secretario-tesorero de la Delegación Santiago del Colegio de Arquitectos de Chile, mientras que desde 1986 a 1994 se desempeñó como director nacional de la orden.

Entre sus obras más relevantes se cuenta la Población Abate Molina en Talca, el Colegio Universitario Regional de Temuco, el Edificio de la COOPERCARAB en Santiago, el Edificio Consistorial de Lo Prado y la rehabilitación del Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

Entre sus numerosos premios se cuenta el Premio Alberto Risopatrón (Colegio de Arquitectos, 1994), la Medalla Claude Francois Brunet de Baines (Universidad de Chile, 2010), el Premio Edwin Haramoto (Instituto de la Vivienda, 2011) y el Premio Conservación de los Monumentos Nacionales (CMN, DIBAM y UNESCO, 2016).

Compártelo

Comentarios