«Acá me van a matar»: Hermana de estudiante afgana de la U. de Chile pide auxilio para salir de Kabul

Zahra Habibi tiene 32 años, afgana y estudiante de cuarto año de Medicina de la Universidad de Chile, y luego de que los talibanes tomaran el domingo control total de su país, inició un desesperado llamado a su casa de estudios y al Gobierno para que la ayuden a trasladar a su familia, en especial, a su hermana, quien vive en Kabul, es académica y divorciada, dos cualidades en una mujer, imperdonables para el nuevo régimen y la estudiante teme por su vida, ya que podría ser asesinada.

 El presidente de Chile, Sebastián Piñera, confirmó este martes que se está trabajando para evacuar a las mujeres ligada a ONG y activistas de derechos humanos en Afganistán, tras la toma de poder de los talibanes el pasado domingo.

“Hemos comprometido que Chile va a recibir y acoger a algunas familias afganas”, explicó el presidente en rueda de prensa.

Esta previsto que la nación, acogerá por lo menos, a siete mujeres, con sus familias. Para esto, explicó el mandatario se está en comunicación con una organización llamada “Front Line Defenders”, quienes, de forma conjunta, trabajarán para traer a las ciudadanas afganas al país.

Periodistas, académicas y activistas serán prioridad

El ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, anunció el pasado domingo que Chile ayudará a evacuar a mujeres líderes de organizaciones de Derechos Humanos, quienes presentan mayor riesgo en Afganistán.

En este sentido, Allamand, entregó detalles del trabajo que se está realizando para poder organizar la evacuación de mujeres activistas y explicó el criterio que se adoptará.

«Las personas que están más amenazadas son mujeres que tengan posiciones en el mundo del periodismo, académico, universitario y en derechos humanos”, explicó en conversación con Radio Cooperativa.

Recalcó que la Front Line Defenders entregó una “lista priorizada con esos criterios”, así como se contactaron con el defensor de los derechos humanos, Adam Shapiro; quien está colaborado para organizar a las familias.

“Ojalá que puedan ser un poco más (…) Yo estoy con los dedos cruzados. He estado whatsappeando con Adam Shapiro, entiendo que tienen que tomar ciertos resguardos de los lugares en que están y yo creo que lo más difícil será el acceso al aeropuerto, porque, si no hay orden, no veo cómo van a embarcar a la gente. Creo que vamos a tener 48 horas críticas», agregó.

«Acá me van a matar»

Allamand recalcó además, que están trabajando para traer de Kabul a la hermana de una estudiante afgana de cuarto años de medicina de la Universidad de Chile, que responde al nombre de Zahra Habibi.

Luego de que los talibanes tomaran el domingo control total de su país, la estudiante inició un desesperado llamado a su casa de estudios y al Gobierno para que la ayuden a trasladar a su familia, en especial, a su hermana.

La hermana de Zahra vive en Kabul, es académica y divorciada, dos cualidades en una mujer, imperdonables para el nuevo régimen y la estudiante teme por su vida, ya que podría ser asesinada.

«Pude hablar directamente con ella y me dio a conocer la situación dramática de su hermana, que es una persona muy destacada: es académica universitaria, ha tenido vinculaciones con grupos de derechos humanos en favor de las mujeres y es divorciada, tres características que la colocan como una especie de blanco para los talibanes» y «le pedí a Front Line Defenders que la incorporara en el grupo de familias que van a ser evacuadas», contó Allamand.

Asimismo, indicó que pese a las complejidades técnicas pudo comunicarse con la hermana de la estudiante en Afganistán.

«Le expliqué lo que estamos haciendo, le dí el contacto de la persona con la que tiene que tomar contacto. Ella, por supuesto, agradeció el esfuerzo que estamos haciendo, pero es muy impresionante escuchar al otro lado del teléfono a una persona que diga ‘ministro, por favor ayúdeme a salir porque acá me van a matar'», relató el canciller.

«Eso nos demuestra la tragedia que se está viviendo en Afganistán y todo lo que podamos hacer para ayudar a grupos de personas por supuesto que lo vamos a hacer, porque ese es el compromiso y la tradición de Chile de siempre: dar asilo y refugio a personas que están en situaciones comprometidas», enfatizó.

Por su parte, el documentalista y periodista chileno, Jorge Said, recalcó que buscará sumar otros nombres a la lista de la Cancillería, para poder sacar el mayor número de mujeres del país, blanco de persecución del poder talibán.

«Recordemos que es un país tribal, es un país donde hay muchas rivalidades entre las distintas etnias y entre ellas son enemigas. Las mujeres también a mí me contaron que se van a suicidar, muchas. También hay muchas deportistas, acostumbradas a jugar fútbol, voleibol, de alta competición, que no pueden jugar nunca más el deporte ¿Qué van a hacer?», narró en conversación con Una Nueva Mañana en Cooperativa.

Recordó que las mujeres viven como si se regresara a la “edad media” y sufrirán castigos y torturas por no cumplir las leyes – Sharía –, entre ellos el apedramiento, latigazos, e incluso la muerte.

Por tal motivo, afirmó: “Muchas mujeres me dijeron vamos a suicidarnos”


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬