Dignidad Ahora

Alarmante informe: Un millón y medio de personas viven en zonas urbanas con alta recurrencia de incendios forestales

De 82 comunas analizadas, 9 de ellas tienen a más de la mitad de su población expuesta a incendios forestales. En cuanto a cantidad, Valparaíso y Viña del Mar son las que poseen más habitantes en riesgo, 134.548 y 106.194, respectivamente.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Ciudad / Regiones

0 0


Según datos del último informe del Sistema de Indicadores y Estándares de Desarrollo Urbano (SIEDU), elaborado por el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), más de un millón y medio de personas viven en zonas urbanas con alta recurrencia a incendios forestales y 312 mil en zonas urbanas expuestas a inundación por tsunami. 

El informe también localizó la infraestructura estratégica en estas zonas urbanas. De un total de 8.473 equipamientos críticos ubicados en comunas con zonas de alta recurrencia a incendios forestales, el 13,6% está lugares de riesgo, contabilizando 935 equipamientos de educación, 136 de salud y 83 de seguridad y gobierno local.

En el caso de zonas inundables por tsunamis, de un total de 2.716 equipamientos críticos a nivel nacional, el 19,8% está en riesgo, con 423 equipamientos de educación, 36 de salud y 79 de seguridad y gobierno local.

“Los datos proporcionados por el SIEDU confirman la realidad y la gravedad del informe del IPCC global, y nos advierten que ya no tenemos más tiempo para tomar decisiones de cambio para las ciudades. Como Consejo Nacional de Desarrollo Urbano hemos insistido desde el año 2019 en la urgencia de modificar la normativa urbana para la adaptación y resiliencia de las ciudades, partiendo por actualizar el artículo 2.1.17 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, cuyo cambio permitiría una mejor integración de los riesgos en la planificación de las ciudades”, comentó el presidente del CNDU, Sergio Baeriswyl.

“Los datos que entregamos hoy permitirán a los tomadores de decisiones incumbentes dar cuenta de la información necesaria para evaluar y eventualmente las acciones tendientes a mejorar la calidad de vida y la seguridad de los habitantes. Cuando la gente pregunta para qué sirve la información de las estadísticas que construimos como INE, este es un ejemplo. La visualización de elementos básicos de nuestra calidad de vida es conocernos como país y es un insumo esencial para la elaboración de mejores políticas públicas y privadas”, añadió Sandra Quijada, directora del INE.

Cabe mencionar que por equipamiento crítico se entiende aquella edificación donde funcionan y operan instalaciones de utilidad pública necesarias en la recuperación de la normalidad en forma posterior a un sismo o evento de gran magnitud, y que deben permanecer en funcionamiento durante y después de dicho catástrofe.

Indicadores de incendios forestales

En total, se identificaron 1.543.356 habitantes viviendo en zonas urbanas que se encuentran expuestos a alta recurrencia de incendios forestales.

De 82 comunas analizadas, 9 de ellas tienen a más de la mitad de su población expuesta a incendios forestales: Penco (91,9%), Tomé (75,3%), Maule (66,6%), San Antonio (59,7%), Villa Alemana (56,9%), Quilpué (54,8%), San Pedro de La Paz (54,5%), Lota (51,9%) y Limache (50,4%).

En términos de número de habitantes expuestos a incendios forestales, las comunas de Valparaíso y Viña del Mar son las que tienen mayor población en riesgo, 134.548 y 106.194 personas, respectivamente.

“El cambio climático acentuará la recurrencia de incendios forestales, amplificando la vulnerabilidad de la población. Sólo en las áreas urbanas de Valparaíso y Viña hay más de 240.000 habitantes expuestos. Muchos de ellos viven en cerros y quebradas que continúan poblándose a través de asentamientos informales, y en algunos casos con problemas de acceso al agua potable. Esta es una urgencia que requiere el accionar del Estado”, explicó Baeriswyl.

A esto se suma que 23 comunas tienen más del 50% de su equipamiento crítico o estratégico en zonas de alta recurrencia a incendios forestales. Entre las principales están Penco, Maule, Limache, Tomé, Quillota, La Cruz, San Pedro de la Paz, Coronel y Calera.

A nivel comunal, Penco, Tomé, San Pedro de la Paz, Maule, Coronel y Quillota tienen más del 40% de sus equipamientos educacionales en zonas de mayor recurrencia de incendios forestales.

Para medir la exposición a incendios forestales, se midió qué porcentaje de la población y los equipamientos críticos se emplazan en polígonos con alta recurrencia de incendios durante la temporada primavera-verano durante 5 años, en base a información de “zonas de afectación por incendios” reportada por la ONEMI.

Indicadores de inundaciones por tsunamis

Aquí, de 21 comunas analizadas, se identificaron 312.396 habitantes en zonas urbanas que se encuentran expuestos a inundación por tsunami. Una decena de estos municipios tienen a más del 10% de su población en zonas de riesgos: Talcahuano (43,8%), Iquique (30,7%), Arica (24,0%), Penco (15,9%), Cartagena (15,5%), Constitución (14,2%), Hualpén (14,2%), Lota (13,2%), La Serena (11,2%) y Viña del Mar (10,8%).

En términos de número de habitantes expuestos a tsunamis en áreas cercanas a la costa, destacan las comunas de Talcahuano con 66.635 habitantes, Iquique 59.314, Arica 50.298, Viña del Mar 36.699 y La Serena 24.169. Para el período 2018-2019, la comuna que más aumentó la población expuesta fue La Serena, donde se sumaron más de 6.000 habitantes expuestos a tsunamis en áreas cercanas a la costa.

En cuanto a equipamiento crítico en zonas inundables, ocho comunas tienen más del 20% de su infraestructura estratégica en sitios de mayor riesgo: Talcahuano 52,98%, Iquique 52,63%, Constitución 52%, Penco 43,1%, Lota 32,14%, Viña del Mar 27,25%, Coronel 22,66 y Valparaíso 20,68.

A nivel comunal, en Iquique, Constitución, Talcahuano y Penco más del 40% de sus equipamientos educacionales están en zonas de inundación. Y en Arica, Lota y Talcahuano más de un tercio de su infraestructura de salud se encuentra en estos sitios. También se identificaron cuatro comunas costeras -pertenecientes a ciudades sobre 50.000 habitantes- para las cuales no se han publicado cartas de inundación. Estas son Santo Domingo, San Pedro de la Paz, Puerto Montt y Castro.

Para medir la exposición a inundación por tsunami, se midió qué porcentaje de la población urbana de comunas costeras vive dentro de la línea de inundación, y también el porcentaje de equipamientos críticos de la comuna que se encuentran bajo estas condiciones. La información se basó en las cartas de inundación del SHOA.

Fuente: Consejo Nacional de Desarrollo Urbano


Comparte 👍

Comenta 💬