«Aula Segura»: Las irregularidades denunciadas por los estudiantes y apoderados del liceo Darío Salas

Tras la brutal represión desatada contra los estudiantes del liceo Darío Salas, en Santiago, desde la comunidad escolar han reiterado sus denuncias por las irregularidades y abusos que han sufrido sus estudiantes con la implementación de la polémica ley «Aula Segura» impulsada por el gobierno de Piñera.

Desde el Centro de Padres y Apoderados del colegio recordaron que actualmente, 27 estudiantes están bajo un “debido proceso” pero en el cual se han sobrepasado las propias atribuciones de la legislación, poniendo en peligro derechos fundamentales de la comunidad educativa como el derecho a la educación, a la libre expresión, a la presunción de inocencia, el derecho a reunión y el derecho a un debido proceso, entre otros.

El caso más delicado en ese sentido es la expulsión de la presidenta del Centro de Alumnos, Allison Estay, que lleva aproximadamente un mes sin poder asistir a clases. La joven, luego de apelar a su sanción, fue expulsada mediante la aplicación del Manual de Convivencia del colegio.

Al respecto, la estudiante manifestó que “las acusaciones en las que se abren los debidos procesos son falsas y podemos demostrarlo, pero aún así la directora ha tomado la medida disciplinaria de expulsión”.

En ese sentido, esta semana, los estudiantes, junto a la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), la CORPADE, y las concejalas de Santiago Irací Hassler y Rosario Carvajal, presentaron ante la Superintendencia de Educación una solicitud de investigación por las irregularidades y el comportamiento de la directora del Liceo Darío Salas, Lilian Vincent.

De acuerdo a la explicación de los demandantes, lo que se pide es que se investigue la expulsión y suspensión de estudiantes, el permanente ingreso de Carabineros al establecimiento -y el consecuente hostigamiento a los escolares-, el desmantelamiento del Centro de Alumnos, las interrogaciones en la oficina de la directora a menores de edad sin la presencia de sus apoderados, entre otros aspectos.

La vocera de la Cones, Valentina Miranda, declaró que “aquí lo que se busca es intentar demostrar que los estudiantes son delincuentes. Si esa es la postura del gobierno, nosotros vamos a responder. No dejaremos que las direcciones de los liceos y los consejos de profesores se transformen en tribunales permanentes”.

Un punto aparte es la figura de la directora, Lilian Vincent. Desde la comunidad escolar comentaron que traspasó las mismas prácticas de expulsión y persecución a los estudiantes que marcaron su gestión como directora del Liceo Manuel Barros Borgoño, situación que ejemplifican con el caso del estudiante Nicolás Ahumada, que en 2018 fue expulsado por Vincent del Barros Borgoño, y que hoy nuevamente fue expulsado, esta vez del Daríos Salas, por la misma directora.

4,207,661FansMe gusta
130,131SeguidoresSeguir
289,387SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Diputado Teillier: En la mayoría de los países modernos se aplica...

Luego que la Cámara de Diputados aprobara la idea de legislar el proyecto previsional del gobierno, distintos personeros políticos profundizaron sus críticas...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -