Comunidad indígena denuncia ingreso «irregular» de agentes mineros en sus territorios

114

La comunidad indígena Malalkawello y sus vecinos de Pulotre, territorio mapuche huilliche de la comuna de San Juan de la Costa, en la Región de Los Lagos, denuncian el ingreso “irregular” de agentes vinculados a intereses mineros, quienes -acusan- «vienen realizando una serie de operaciones relacionadas a las fuentes de agua en el territorio”.

Señalan que personas ajenas a las comunidades, sin identificarse previamente, ingresaron a sus territorios aduciendo haber sido “mandatados por la Municipalidad de San Juan de la Costa”, para medir puntos de aguas, “de pozo, con las que nos abastecemos, pequeños esteros y partes altas de los cerros». Además de ello, agregan que los desconocidos «llevaban aparatos tecnológicos que aplicaron sobre el suelo sin ningún permiso de nuestra parte”.

Perforación realizada por personas extrañas en el lof tue-mapu Pulotre

“Sabemos que estas incursiones corresponden a las empresas mineras que desde hace algún tiempo amenazan todo el territorio de San Juan de la Costa, con su industria de muerte para la Ñuke Mapu y las personas que habitamos este territorio ancestral”, añaden en un comunicado difundido.

La comunidad ancestral mapuche-williche declara mantener su cultura y cosmovisión: “Entendemos a la Mapu como una sola, y por tanto, rechazamos la subdivisión de ésta por la ilegítima Constitución de 1980, del Estado chileno, que permite la entrada de las mineras, que solo quieren acumular riquezas a partir de nuestros territorios”. En ese sentido, añaden que se defenderán “de la invasión capitalista-extractivista para proteger el territorio que nos sostiene la vida desde tiempos antiguos. La vida en nuestro Willimapu está siendo amenazada y ante esto no nos podemos quedar con los brazos cruzados”.

Relacionado:  Alta comisionada de DD. HH. asegura que la violencia en EE. UU. devela condiciones de desigualdad sostenidas en el tiempo

Por último, la comunidad realiza un llamado “a estar atentos ante nuestra situación y a presionar desde distintos ámbitos a estas empresas que, con la venia del Estado chileno, solo vienen a destruir nuestra forma ancestral de vida”.

El Ciudadano