Construir un nuevo Chile desde los territorios: La propuesta de organización ciudadana en Valparaíso para una nueva Constitución

La crisis política y social que actualmente atraviesa Chile es algo que se discute en todo el territorio nacional, pues las razones que gatillan este estallido social han afectado de forma transversal, y por largas décadas, a cada una de las personas que habitan y conviven en las distintas regiones, ciudades, comunas, barrios, y en […]

La crisis política y social que actualmente atraviesa Chile es algo que se discute en todo el territorio nacional, pues las razones que gatillan este estallido social han afectado de forma transversal, y por largas décadas, a cada una de las personas que habitan y conviven en las distintas regiones, ciudades, comunas, barrios, y en el caso de Valparaíso, cerros y quebradas.

Pero, es a propósito de la falta de respuestas del gobierno nacional, ante una serie de demandas sostenidas por la ciudadanía por largo tiempo, que, desde la base de la sociedad, el pueblo chileno ha comenzado un proceso de debate y reflexión con el objetivo de dibujar el camino para la construcción de nuevo Chile.

En Valparaíso ese proceso ya está en marcha. Diversas instancias de participación se han comenzado a multiplicar en diferentes partes de la comuna, donde las movilizaciones ciudadanas, los diálogos, los cabildos, las actividades comunitarias, culturales, y las cotidianas discusiones a escala barrial, han permitido el encuentro de la ciudadanía y el inicio de un proceso constituyente.

Al respecto, Valentina Guajardo, presidenta de la agrupación Acción Basura, comentó que “nos estuvimos reuniendo en el sector 5, nos presentamos entre todos los que participamos del cabildo, desde juntas de vecinos, organizaciones y ONG, y compartimos cuales son las preocupaciones y las demandas que a lo largo de estos 30 años y más han estado en la opinión pública y de qué forma podemos hacer que esas demandas se establezcan como un petitorio comunal, para poder llevar eso a una Asamblea Constituyente, demostrando que aunque el gobierno, la clase política y los medios de comunicación no pongan prioridad a esta necesidad, las bases ya nos estamos comenzando a organizar para comenzar el proceso de una nueva constitución”.

Para ello, el municipio porteño se ha puesto a disposición para aportar en el fortalecimiento de este proceso constituyente, con el objetivo de alcanzar las transformaciones esperadas, y una nueva constitución para Chile, emanada de desde los territorios, ratificando su compromiso con la comuna y reconociendo la diversidad de expresiones existentes en ella, las que permiten nutrir este proceso de construcción colectiva. El municipio ha trabajado en una propuesta de transformación democrática del territorio, que se basa en procesos de participación social y política vinculante, orientadas por el bien común.

Respecto a esta idea, Tania Madriaga, directora de la Secretaría Comunal de Planificación del municipio porteño aseguró que “nosotros creemos que la transformación solo es posible cuando se ponen los intereses de los habitantes, del pueblo, de la gente, por sobre los intereses de los grupos políticos particulares. El gobierno local tiene que ser una herramienta del interés común, general y democrático de los y las habitantes”.  

Las desigualdades presentes en nuestra sociedad han llevado a la ciudadanía a cuestionar la actual Constitución, dando paso al inicio de un proceso propio del poder constituyente originario, con el objeto de dejar sin efecto un texto ilegitimo para la ciudadanía. Pero, para que los y las habitantes se logren reconocer en el texto constitucional, es necesario establecer un nuevo pacto social a través de una nueva Constitución, que permita una convivencia con un trato más justo, igualitario y democrático.

“Me parece muy valioso el momento que se está viviendo, en términos de organización y reacción, y de la metodología que se ha estado anunciando. Que la Municipalidad se ponga al servicio de que la gente se exprese y discuta, me parece maravilloso. Espero que esto no pare, que las asambleas sigan y que vayan tomando cuerpo orgánico, donde se empiece a tener más claro como el pueblo se tiene que organizar y poder democratizar todo el país”, comentó David Soto, secretario de la Junta de Vecinos 134 Barrio Puerto.

Sin embargo, para concretar lo anterior, se requiere modificar el actual marco jurídico constitucional, para que este permita convocar a un plebiscito, que tenga por objeto constituir una Asamblea Constituyente u otro mecanismo dedicado exclusivamente a redactar una nueva Constitución Política. Para esto, el municipio porteño realizó una propuesta de una serie de herramientas que permitan organizar este proceso.

Al respecto, el alcalde Jorge Sharp, concluyo tras la realización de la tercera Asamblea Ciudadana, organizada por la alcaldía de Valparaíso, que “en nuestra comuna el proceso constituyente ya empezó. Esta es la tercera asamblea en la que estamos participando junto a diversas organizaciones del territorio. Realizamos un trabajo sectorizado y posteriormente un plenario donde se tomarán definiciones de cómo seguir. Las asambleas proponen avanzar hacia un cabildo constituyente comunal, que a través de un plebiscito constituyente en Valparaíso, pueda definir nuestra posición, de cara a lo que viene. Se repte la necesidad de instalar una Asamblea Constituyente y esa es también la opinión que yo como alcalde tengo de este momento político”.

“Creo que si bien comienza a instalarse la necesidad del cambio de la constitución, lo que no está claro y donde existen diferencias evidentes con el gobierno y parte de la oposición es quien detenta el poder constituyente. Nosotros creemos que el poder constituyente no lo puede detentar el Congreso, sino que lo debe detentar el pueblo de Chile, que debe avanzar en organización, para construir esta nueva constitución, que esperamos inicie en nuestro país un nuevo momento histórico”, finalizó el edil porteño.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬