Coquimbo: Vecinos descartan reactivación de Embalse La Tranca tras respuesta de la Dirección de Obras Hidráulicas

En 2017, vecinos y vecinas de El Durazno, en la Región de Coquimbo, paralizaron el proyecto Embalse la Tranca, evidenciando sendas irregularidades en su tramitación.

Por Opazo

0 0


En 2017, vecinos y vecinas de El Durazno, en la Región de Coquimbo, paralizaron el proyecto Embalse la Tranca, evidenciando sendas irregularidades en su tramitación. Y este año, ante rumores de que la voluntad política lo habría reactivado, consultaron a la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) y confirmaron que éste se encuentra congelado.

Lo que primero alertó a los vecinos fue la construcción de un puente de acceso a la localidad de El Durazno completamente sobredimensionado para las necesidades locales. Luego, el discurso del nuevo Intendente haciendo declaraciones pro embalse, y finalmente las presiones instaladas por conocidos lobbistas de obras promocionadas por la autoridad de turno contra la voluntad de las comunidades.

Por ello, convencidos de que el embalse solo beneficiará a los grandes agrícolas y que, al igual que como pasó con el embalse Valle Hermoso, las promesas de rentabilidad social solo sirven para viabilizar la obra de “utilidad pública”, pero finalmente no se cumplen, la comunidad volvió a activar sus lazos para conocer la situación real en que se encuentra el proyecto.

Así, el Observatorio Latinomericano de Conflictos Ambientales (OLCA), vía Ley de Transparencia, solicitó las últimas resoluciones emanadas desde el Consejo de Ministros de la Comisión Nacional de Riego (CNR) y la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) sobre el embalse La Tranca, y según se lee en las respuestas de ambas reparticiones y se expresa más concretamente en la información enviada, “actualmente, la DOH no tiene ningún estudio en desarrollo, como tampoco licitaciones previstas en el corto plazo. Por este motivo, por el momento no se cuenta con resoluciones relacionadas con la continuidad del proyecto”.

Es decir, no hay dineros públicos invertidos en reactivar la obra, lo que es sin duda una buena noticia para la comunidad.

Para los vecinos, “no está de más constatar, que la mala decisión de impulsar el Embalse La Tranca, y realizar contratos millonarios con consultoras privadas, sin tener los estudios de pre factibilidad y alternativas bien hechos, y sin el acuerdo con la comunidad, significó una pérdida millonaria para el Estado”.

“Se adelantaron pagos por $177 millones, a lo que hay que sumar $73 millones de indemnización por término adelantado de contrato, en total $250 millones, considerando sólo un contrato con la empresa transnacional  Typsa. Sin duda se debe velar por el mejor uso de los recursos públicos, en una zona que requiere soluciones ambiental y socialmente justas, y no presionadas por el interés agroindustrial privado”, agregaron desde la comunidad de El Durazno.

A esto se suma, además, que la brecha hídrica en la región de Coquimbo es cada vez más profunda: “Se está extrayendo de las cuencas más de lo que la naturaleza puede proveer, y ante el escenario de escasez, los gobiernos no quieren comprender que hay que frenar la expansión de la agroindustria y la consecuente deforestación de la flora nativa”.

“Por el contrario, siguen apostando por dotar con el mayor presupuesto público en el 2021 a la Comisión Nacional de Riego, sin asumir que hay que dejar de acumular para la agroexportación y que toca aportar agua a la naturaleza para la vida de los territorios”, concluyeron desde El Durazno.

Compártelo

Comentarios