Corrupción, fraude y estafa: El fracaso del Tren al Sur de Ricardo Lagos y cómo se dilapidaron 1.100 millones de dólares

Del millonario Plan Trienal 2003-2005 impulsado por el entonces Presidente Ricardo Lagos solo quedan servicios locales y estaciones abandonadas.

Corrupción, fraude y estafa: El fracaso del Tren al Sur de Ricardo Lagos y cómo se dilapidaron 1.100 millones de dólares

Autor: Leonardo Buitrago

El 06 de diciembre de 2005, poco antes de dejar La Moneda, el expresidente Ricardo Lagos, inauguró el tramo entre Victoria y Puerto Montt dela Empresa de EFE.

«Aquí hoy mis amigos, al llegar el tren a Puerto Montt es un momento de alegría pero también es un momento de renovar el compromiso de seguir trabajando juntos, marchando por una línea tan clara y firme de como la del riel del ferrocarril, pero que se nos ha deparado tremendos éxitos y tremendas realizaciones», expresó el ex mandatario en el discurso que pronunció en la inauguración.

Este tramo formaba parte del plan trienal que tenía por objeto, tanto reanudar el servicio de ferrocarriles desde Santiago hasta Puerto Montt como una serie de locales. De hecho  contemplaba la modernización de la EFE y la habilitación de dieciséis nuevas estaciones entre La Araucanía y Los Lagos.

Em una primera etapa, el servicio ofreció dos frecuencias diarias por sentido. Las estaciones habilitadas fueron Freire, Gorbea, Loncoche, Lanco, Máfil, Los Lagos, La Unión, Osorno, Purranque, Frutillar, Llanquihue, Puerto Varas y Puerto Montt.

Los ejes estratégicos del proyecto estaban centrados en la eficiencia económica y la calidad de los servicios, por lo que supuestamente contaría con trenes modernos y cómodos, además de buenas frecuencias y seguridad sobre la demanda.

Sin embargo, 481 días más tarde el servicio debió ser suspendido: dejó de operar el 1 de abril de 2007, por los continuos problemas mecánicos en las máquinas reacondicionadas, adquiridas por Chile en la cuestionada compra a la empresa española Renfe.

Las fallas, desperfectos y demoras en los viajes de hicieron una constante y por ende las estaciones comenzaron a cerrar.

“La bitácora de viaje de los trenes ya mencionados acredita innumerables fallas, las que se constataron al primer día de funcionamiento de los mismos”, señala el informe de la comisión investigadora.

La mayoría dejó de operar dos años después de esa fecha y en la actualidad queda apenas un tramo local que une Victoria con Temuco, lo que constituye una muestra de uno de los casos de corrupción más controvertidos de los últimos 20 años.

1.100 millones de dólares despilfarrados

Este proyecto era el más ambicioso en la historia de la empresa estatal, e incluyó inversión de US $1.100 millones, que se habían inyectado entre los años 2003 y 2005.

“EFE acumuló pérdidas por $200.000 millones por una mala gestión. El plan trienal de US$ 1.100 millones -cuyo responsable fue el presidente de EFE en ese tiempo, Luis Ajenjo- tenía como objetivo mejorar la calidad de servicio, disminuir los tiempos de viaje y auto financiarse y nada de eso se cumplió», relató la Comisión Investigadora de la EFE, según reseñó El Dinamo,

Durante el primer gobierno de Bachelet se destapó un caso de corrupción ocurrido durante la administración de Ricardo Lagos y que afectó a la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE).

En 2007 la Contraloría informó de irregularidades en el plan trienal 2003-2005, que contemplaba inversiones para modernizar el tramo Santiago-Temuco además de extender el servicio a Puerto Montt.

Según el ente fiscalizador, se perdieron 38 millones de pesos por fraude al fisco, se contrató a una empresa por un trabajo que no se hizo y se compraron trenes de baja calidad a España por 8 millones de dólares.

De igual modo, en la Cámara de Diputados se estableció una comisión investigadora que descubrió que el presidente de EFE, el DC Luis Ajenjo, recibió pagos adicionales por participar en directorios de empresas filiales de Ferrocarriles, lo que estaba prohibido.

Por tal motivo, se configuraron los delitos de fraude al fisco y de estafa por parte de varios gerentes y jefes de áreas de la empresa, lo que fue perseguido con una querella por parte del CDE.

En el año 2014, se confirmó la sentencia del ministro en visita Omar Astudillo en contra de Ajenjo, condenándolo a tres años de libertad vigilada más el pago del 20% de lo defraudado personalmente. Dicha condena fue anulada en 2015, por la Corte Suprema.

“En el proceder del acusado no hubo una maniobra defraudatoria -dolosa por esencia- y sólo un mero descuido. Resulta totalmente ajeno al mérito de la causa y a esa conclusión mantener la condena impuesta”, reveló el fallo final del máximo tribunal. consignado por Bío Bío Chile.

En el caso de Ricardo Lagos se le acusó de ser el responsable político del fracaso del millonario proyecto y anticipar, en tiempos de elecciones, tramos que no estaban en las condiciones mínimas de poder funcionar.

Lagos culpa a Bachelet

En 2008 Lagos dijo que el fracaso de EFE se debía aque no se continuó con el plan que él “dejó listo”, señalando a la entonces presidenta Michelle Bachelet como responsable.

A raíz de estas declaraciones la exgobernante indicó en entrevista con Radio Bío Bío Valparaíso que no tuvo “ningún conocimiento de un plan integral de EFE”.

“Esto aparentemente quedó ahí, entre el traspaso de las autoridades algo sucedió y yo no tuve ningún conocimiento”, aseguró. De hecho, argumentó que tras nombrar a Jorge Rodríguez como jefe del directorio de EFE, en 2007, “se le encomendó la tarea de hacer el plan integral del 2008-2010”.

Lo cierto es que el millonario proyecto estrella de la fracasó y aunque desde la EFE destacan las vías siguen operando y que el transporte de carga sigue su recorrido, del Plan Trienal 2003-2005 solo quedan servicios locales y estaciones abandonadas que no han mejorado la conectividad entre La Araucanía y Los Lagos.

Sigue leyendo Boric carga contra “sectores amplios de la derecha” por “poner en jaque” presupuesto del INDH y el Museo de la Memoria: «Los DDHH no son una ideología privativa de cierto sector político»


Comenta



Busca en El Ciudadano