Corte de Apelaciones prohibió traslado de carabinera que denunció a un capitán de su prefectura por acoso sexual y laboral

La joven iba a ser trasladada para una comisaría en la Región del Biobío, luego que la funcionaria interpuso un recurso de protección ante la justicia en diciembre del año pasado. Ante la decisión de la Corte, la defensa de la uniformada asegura que la decisión administrativa fue establecida con el objetivo de separarla del denunciado, sin embargo, la principal afectada con el traslado finalmente sería ella y no quien la habría acosado.

Por Leonardo Buitrago

11/02/2022

Publicado en

Chile / Derechos Humanos / Género / Portada

0 0


La Corte de Apelaciones de Temuco prohibió, de forma temporal, el traslado de la funcionaria de Carabineros, que denunció por acoso sexual y laboral a un capitán de su prefectura.

La joven iba a ser trasladada para una comisaría en la Región del Biobío, luego que la funcionaria interpuso un recurso de protección ante la justicia en diciembre del año pasado, refiere El Desconcierto.

Ante la decisión de la Corte, la defensa de la uniformada asegura que la decisión administrativa fue establecida con el objetivo de separarla del denunciado, sin embargo, la principal afectada con el traslado finalmente sería ella y no quien la habría acosado.

La funcionaria empezó a cumplir labores en la Primera Comisaría de Angol en diciembre de 2019, en medio del estallido social. La joven ya había renunciado a la institución en 2017, no obstante, se reincorporó a la institución en esa fecha.

En esta unidad, la mujer conoció al capitán de Carabineros Jessy Carrillo Valladares, a quien denunció por acoso sexual y laboral el 10 de diciembre de 2020. Además de esto, el 6 de enero del año pasado ingresó una denuncia contra el oficial en la fiscalía militar, cita El Desconcierto.

Desde la institución señalan que, tras la denuncia, la prefectura Malleco autorizó que la joven realizara labores en la oficina de postulaciones, con el objetivo de separar a la víctima del denunciante y evitar las conductas que ya fueron denunciadas.

Finalmente, un año después de la denuncia, la Dirección Nacional de Personal de la institución le informó a la funcionaria que sería trasladada a la 3° Comisaría de la prefectura del Biobío, sin embargo; el movimiento no se concretó porque la denunciante estaba con licencia médica y posteriormente interpuso el recurso de protección.

Falta de celeridad en el caso

La defensa de la uniformada aseveró que la institución no tuvo en consideración la salud psíquica de la funcionaria de Carabineros.

El traslado «busca separar a víctima y victimario, quienes se desempeñan en una misma comisaria, no obstante, llama profundamente la atención que se tome la medida de cambiar a la víctima de su lugar de trabajo acarreando con ello más dolor y afectación psíquica a la ya vivida por la vulneración en el ámbito laboral y sexual y no a quien aparece denunciado como victimario y que goza de mayor grado en la institución», expresó la defensa, citada por El Desconcierto.

Recalcan que en la acción judicial fue realizada con carácter de inmediatez, por lo que la mujer no tuvo otra opción de reclamación más que acudir a la Justicia para poder mantener «las condiciones mínimas para poder desarrollar una vida familiar y de esa manera continuar con las labores profesionales y también mantener una cercanía y convivencia con su núcleo familiar».

«Actualmente y producto del traslado a la región del Biobío la recurrente se encuentra profundamente afectada, con angustia e incertidumbre por lo arbitrario, repentino y carente de fundamento de la decisión del mando de Carabineros, quienes no han tomado en cuenta, en absoluto, los antecedentes fácticos de salud, familiares, y personales, como asimismo, la inconveniencia de materializar dicho traslado», concluye.

Por otra parte, la abogada de Afem (Abogadas feministas) de Tarapacá, Ada Aguirre, cuestionó la lentitud del proceso que se ha tomado, desde la institución, para investigar y realizar el debido proceso administrativo, debido a que la denuncia fue realizada hace más de un año.

«Esto a todas luces parece algo irregular y que perjudica la integridad de la víctima y su protección», recalcó la letrada durante una entrevista a El Desconcierto.

«Para hacer un paralelo con la normativa laboral que rige las relaciones entre privados, existen disposiciones en el Código del Trabajo que establecen que, cuando se realiza una denuncia por acoso sexual al empleador, este tiene la obligación de hacer una investigación con un plazo máximo de treinta días», explica Aguirre.

Respecto a la respuesta de Carabineros, Aguirre sostiene que «este no es un caso cualquiera, por lo tanto, no se puede tomar como una facultad discrecional sin mirar el contexto en que se está dando esta decisión«.

Respuesta de Carabineros

Por parte de Carabineros, se rechazó el recurso de protección que introdujo la funcionaria ante la justicia.

La policía uniformada expone que la medida estuvo «fundada en las necesidades propias de la institución» y recalcó que las autoridades pertinentes tienen dentro de sus atribuciones «disponer el traslado del personal que estime pertinente».

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬