También se acordaron una serie de medidas para mitigar la contaminación

Deberán cerrar el relave: Vecinos de Cuncumén celebraron acuerdo con Minera Los Pelambres

Desde el 16 de julio pasado, los vecinos de Cuncumén venían realizando una serie de protestas que incluyeron la toma del acceso a la mina Los Pelambres, del grupo Luksic, siendo reprimidos violentamente por Carabineros

Desde el 16 de julio pasado, los vecinos de Cuncumén venían realizando una serie de protestas que incluyeron la toma del acceso a la mina Los Pelambres, del grupo Luksic, siendo reprimidos violentamente por Carabineros. La demanda: el cierre del tranque Los Quillayes, debido a que este genera una gran contaminación en el sector y los mantiene constantemente expuestos a material particulado.

Los habitantes de la zona acusan que el polvo contaminado del relave afectaba la calidad del aire y los suelos, y por lo tanto, también dañaba su salud y calidad de vida. Así, finalmente, tras varias conversaciones con la empresa, la comunidad logró firmar un acuerdo con la minera, que se comprometió a cerrar el relave en los próximos meses.

Según consigna Radio Universidad de Chile, el arreglo se basa en un petitorio elaborado por los vecinos, que contiene 13 puntos, y donde se incluye la solicitud de cierre del tranque Los Quillayes, la pavimentación de los caminos aledaños, la mitigación del polvo en suspensión y el monitoreo de la calidad del aire.

Tito Villalobos, vecino de Cuncumén y miembro de la Agrupación Ciudadana Ambiental de Salamanca, aseguró que la comunidad logró vencer en esta movilización, pues generalmente las empresas privadas ostentan su poder y manejan las situaciones a su antojo reprimiendo a los vecinos. Sin embargo, esta vez, “demostramos que el poder lo mantienen las comunidades”, afirmó Villalobos.

En la misma línea, el representante de la comunidad destacó el acuerdo y señaló que durante la próxima semana los dirigentes de la zona volverán a reunirse con representantes de la minera para realizar una Carta Gantt donde se establecerán los plazos de implementación de cada medida.

Asimismo, Villalobos indicó que para evitar nuevas manifestaciones de este tipo es importante que el gobierno participe del proceso a través de la Superintendencia de Medio Ambiente, pues, de lo contrario, se corre el riesgo que en las negociaciones la minera desgaste a los dirigentes y nuevamente se vuelva al problema inicial.

Por otra parte, se confirmó que el plazo de cierre del relave no debe superar un año a contar de la fecha de la propuesta, pues la minera ya les ha fallado antes en sus acuerdos, y esta vez quieren garantizar que sus demandas serán cumplidas, por lo que la Intendencia Regional actuará como garante en la causa.

Fuente: Radio Universidad de Chile

Compártelo

Comentarios