Denuncian nuevos hostigamientos al machi Celestino Córdova en el CET de Vilcún

Desde la Red de Apoyo al machi apuntaron las críticas hacia la autoridad a cargo del recinto, la mayor Jessica Rivas, quien ya tiene en su contra una querella criminal por tortura, una investigación sumaria administrativa y una denuncia en fiscalía.

A través de una declaración pública, la Red de Apoyo al machi Celestino Córdova denunció un nuevo acto de hostigamiento en su contra por parte de la directora del CET Vilcún, donde permanece recluido, quien le habría negado la posibilidad de poder hacer una rogativa en su rewe con motivo del reciente eclipse solar.

“El reciente eclipse que vivenciamos en territorio mapuche hizo difundir la visión que nuestro pueblo nación tiene acerca de estos fenómenos naturales y como lo abordamos desde nuestra creencia espiritual mapuche. Con respeto y un profundo recogimiento espiritual, más aún este sentir si se trata de una autoridad espiritual”, parte explicando el comunicado.

En ese contexto, agregaron, “nuestro Machi Celestino Córdova solicitó autorización para realizar una ceremonia de carácter espiritual en su rewe, dada la importancia y trascendencia de este acontecimiento natural para el futuro de la humanidad y así poder realizar rogativa por todos nosotros en su espacio de consagración como Machi. Sin embargo, pese a la importancia para nuestro pueblo en relación al eclipse, Gendarmería de Chile negó el permiso a nuestra autoridad ancestral espiritual de salida esporádica a su rewe, pese a cumplir con los requisitos para ello”.

Posterior a ello, añaden desde la Red de Apoyo, el miércoles 16 de diciembre, se realizó una ceremonia de carácter espiritual en el CET de Vilcún, donde se procedió a la instalación de un Ngillatuwe, sitio ceremonial mapuche. Pero, “a pesar de la tremenda importancia de esta ceremonia, no fue autorizado el ingreso de 44 personas miembros de la comunidad del machi Celestino Córdova, dejando el ingreso de solo 4 personas en un lugar amplio y abierto, donde se podía perfectamente cumplir con la norma sanitaria”, acusaron los amigos y familiares del machi.

En este punto, reiteraron sus críticas “a la autoridad a cargo del lugar, la mayor Jessica Rivas Hernández, que actualmente, teniendo en su contra una querella criminal por tortura, una investigación sumaria administrativa y una denuncia en fiscalía, inexplicablemente continúa trabajando y encabezando dicha unidad especial”.

“Claramente debido a lo anterior no está facultada, ni capacitada ni a la altura de estar al frente de una unidad especial como un CET, teniendo presente de que se trata de un lugar de reinserción social donde los que están a cargo deben dar el ejemplo de conducta intachable y honorabilidad”, afirma la declaración.

Lamentablemente, señalaron, “no es el caso, ya que debemos recordar que se trata de una funcionaria que ha utilizado prácticas maliciosas que se vienen arrastrando desde hace años, incentivando a algunos internos a atentar contra la vida y generar un montaje en contra de nuestro machi Celestino Córdova y de todo aquel privado de libertad que luche por sus derechos”.

“Dicha autoridad ha procedido, en un acto irracional, a revocar distintos beneficios, persiguiendo y amedrentando a todos los que participaron de la instalación del Ngillatuwe”, acusaron desde la Red de Apoyo a Córdova.

“Para nosotros todo lo anterior se enmarca en la persecución política religiosa en contra de nuestra autoridad ancestral y con ello a todo nuestro pueblo nación mapuche, que busca finalmente su aislamiento tanto de su comunidad y familia, como además de los otros privados de libertad que se encuentran en el CET, al amedrentar justamente a todos aquellos que socializan con nuestro machi Celestino Córdova”, puntualiza la declaración.

Escucha la denuncia completa ACÁ

Compártelo

Comentarios