Desde 2019 Rusia ha bloqueado acceso a salmones chilenos tras detectar sustancias cancerígenas

Mowi; Salmones Aysén, Salmones Camanchaca, Blumar, Cermaq, AquaChile, Marine Farm, Hook Chile, Ventisqueros, Australis Seafoods y Yadran son las salmoneras chilenas que tienen o han tenido restricciones por parte de la autoridad sanitaria rusa.
Publicado en

Chile / Economí­a / Portada

0 0


Al menos once empresas salmoneras chilenas se encuentran afectadas por las restricciones temporales impuestas por el gobierno de Rusia, luego de haber detectado sustancias cancerígenas en sus exportaciones.

La decisión del Servicio Federal Veterinario y de Supervisión Fitosanitaria ruso (Rosselkhoznadzor) fue asumida desde noviembre de 2019, tras identificar en los peces sustancias prohibidas como verde malaquita (un caso), cristal violeta (ocho casos), nitrofuranos (dos casos), y, oxitetraciclina (cinco casos), cuya concentración excedió los límites permitidos en el país euroasiático.

Los nitrofuranos y el cristal violeta, son sustancias genotóxicas y cancerígenas a largo plazo, mientras que la verde malaquita produce daño en el material genético y, por tanto, contribuye al desarrollo de cáncer. Aunque se desconoce oficialmente por qué los salmones chilenos registran estos tres químicos prohibidos y que representan riesgos para la salud, se sabe que son útiles como eficientes fungicidas y antimicrobianos de bajo costo en la industria acuicultora.

Por su parte, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) informó que el bloqueo persiste parcialmente, ya que se han reportado nuevos casos en la actualidad, aunque la cantidad de especies con presencia de estos químicos prohibidos es menor.

Orden de Rosselkhoznadzor para restringir importaciones provenientes de Camanchaca, salmonera chilena. Interferencia

Entre las salmoneras que han sido total o parcialmente restringidas por Rusia –el cuarto mayor importador de salmón chileno en el mundo– son, según información disponible en medios especializados; Mowi, Salmones Aysén, Salmones  Camanchaca, Blumar, Cermaq, AquaChile, Marine Farm, Hook Chile, Ventisqueros, Australis Seafoods y Yadran, reseñó Interferencia.

Sin embargo, Sernapesca no entregó al citado medio, el nombre de las empresas afectadas, ni especificó cuáles de estas permanecen bloqueadas parcial o totalmente en la actualidad o cuáles han sido liberadas para exportar a Rusia. Tampoco fue posible contactar a la autoridades de este país.

Sigue leyendo: Los candidatos pro-salmoneras en las elecciones de alcaldes y constituyentes en el sur de Chile

Efectos cancerígenos

Los nitrofuranos son antimicrobianos, utilizados para controlar agentes patógenos en muchos animales; el cristal violeta es un colorante orgánico permite clasificar las bacterias; el verde de malaquita es un colorante que se aplica para el tratamiento contra parásitos protozoos de agua dulce; y, la oxitetraciclina, es un antibiótico de amplio espectro del grupo de las tetraciclinas.

Al respecto, científicos consultados por Interferencia, se refirieron a los efectos cancerígenos de estas sustancias.

Zhenyu Tian, doctor en ciencias medioambientales e investigador en la Universidad de Washington, indicó que los nitrofuranos y al cristal violeta son sustancias genotóxicas y cancerígenas a largo plazo.

El químico chileno y académico de la Universidad de Antofagasta, Angello Retamal, advirtió que la verde malaquita produce daño en el material genético y, por tanto, contribuye al desarrollo de cáncer, mientras que Jean Francoise Narbonne, profesor de toxicología en la Universidad de Burdeos y miembro de la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los alimentos (Afssa), aseguró que las tres sustancias conforman riesgos para la salud.

El consumo de estos químicos puede ser perjudicial al ser genotóxicos, por ende, no existe un nivel seguro de concentración para estas sustancias peligrosas en el largo plazo.

Exportación de salmón

El salmón se convirtió en el año 2020 en el segundo producto más vendido al exterior -después del cobre–, mientras Rusia es el cuarto mayor importador de salmón chileno en el mundo, por lo que la medida ha impactado a la industria, a pesar de que los intentos de la directora de Sernapesca, Alicia Gallardo, para levantar el bloqueo.

Según Salmon Expert, en enero de este año, ese país importó 2.000 toneladas menos de salmón chileno que en el mismo mes del año pasado, lo que equivale a una caída de más de 28% y los ingresos de los exportadores chilenos en ese mismo mes pasaron de unos US$ 38 millones tanto en 2019 como en 2020, a US$ 22 millones este año, una caída de 42%.

¿Qué pasó con las fiscalizaciones?

En el mismo año 2019, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) realizó un total de 515 análisis en centros de cultivos y plantas de proceso en busca de nitrofuranos, mientras que en el caso del cristal violeta y la verde malaquita se llevaron a cabo 1.086 análisis. Sin embargo, “en ninguna de ellas fue posible corroborar la presencia de las sustancias”.

Mientras que en 2020, se realizaron análisis 584 sobre nitrofuranos y 1.312 sobre cristal violeta, y tampoco detectaron la presencia de los químicos. Aunque el total de las investigaciones estos dos años representa una fracción que no alcanza ni el 1% de lo producido por salmoneras chilenas (0,00044% y 0,0005% en cada año, respectivamente).

Luego de informar que no se ha detectado la presencia de las sustancias en Chile, Interferencia consultó a Sernapesca sobre una explicación acerca de por qué se encontraron nitrofuranos, verde malaquita y cristal violeta en salmones provenientes de Chile.

Puesto que “no existe evidencia de la presencia de residuos”, según el servicio “es necesario considerar otras fuentes eventuales, como contaminaciones al momento del muestreo o al interior de los propios laboratorios”.

Teorías sobre la contaminación de los salmones

En cuanto a las teorías de cómo podrían haberse contaminado los salmones, manejan teorías distintas, lo único seguro hasta el momento, es que los tres químicos prohibidos son útiles como eficientes fungicidas y antimicrobianos de bajo costo en la industria acuicultora

También surge la poco probable pero no descartable que pudo haber sido durante el transporte, en la cadena de procesamiento, muestreo o al interior de laboratorios.

Pero, como estos químicos son efectivamente utilizados en la industria acuicultora, en la etapa de cría/crecimiento, y aunque se denota un uso prolongado de estas sustancias por sus altos niveles detectados, son necesarios mayores pruebas y datos públicos, que permitan determinar la verdadera causa.

Entretanto, las industrias salmoneras desestiman las afirmaciones de la autoridad rusa y consideran que es posible asociar el uso de elementos como papeles, tintas de impresión o bolígrafos, con el posible riesgo de contaminación.

Mientras y hasta que no se realicen y ofrezcan datos concluyentes sobre investigaciones a fondo, no se sabrá cuál es el origen de que estas sustancias químicas se encuentren en estos alimentos y permanecerá el bloqueo y la duda de si Rusia está tratando de cerrarle el mercado a Chile o en Chile se están utilizando esas sustancias completamente prohibidas para la salmonicultura.

Compártelo

Comentarios