Desde el Museo de la Solidaridad: Delincuentes roban valiosos objetos patrimoniales del Presidente Salvador Allende

La madrugada de este sábado, un grupo de delincuentes ingresó al Museo de la Solidaridad Salvador Allende y sustrajeron valiosos objetos patrimoniales que pertenecían al Presidente.

Según dio a conocer el mismo museo a través de un comunicado, el hecho ocurrió cerca de las 05:00 horas en el Palacio Heiremans, en el Barrio República de Santiago. Los individuos vulneraron la seguridad del edificio, y destrozaron vitrinas y otros elementos de seguridad.

Entre los objetos que fueron sustraídos se encuentra el carnet original de Allende como militante del Partido Socialista (PS), en el que se puede ver su fecha de incorporación al partido; un reloj marca Jaeger-LeCoutre; y también su capa azul de médico.

Además, se sustrajeron dos óleos del artista Hugo Rivera-Scott, avaluadas en 10 mil dólares, y que se encontraban en calidad de préstamo al museo para su exhibición. Asimismo, también se llevaron dos equipos computacionales.

Claudia Labbé, directora de la Fundación Salvador Allende -a quienes pertenecían los objetos del ex Presidente-, afirmó estar muy conmovida por lo ocurrido: «Los objetos del presidente Allende forman parte de un patrimonio y legado histórico que ha costado muchas décadas reconstruir, luego de circunstancias trágicas y de mucho dolor, y que ha sido posible gracias al ánimo desinteresado de personas que reconocen la reparación y dignidad de devolver lo que fue usurpado, permitiendo así recuperar algo que no sólo le pertenece a la familia del presidente Allende, sino que se ha puesto en exhibición al público por considerarse un patrimonio de todo Chile».

Finalmente, se informó que la Fiscalía y la Policía de Investigaciones ya realizan diligencias y peritajes en el lugar, por lo que el Museo de la Solidaridad Salvador Allende permanecerá cerrado este domingo 21 de abril.

4,204,453FansMe gusta
128,963SeguidoresSeguir
289,439SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano