es Spanish

Diputado Núñez por ingreso de Chile al Banco Asiático de Infraestructura: Permitirá desarrollo de energías renovables

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Daniel Núñez (PC), destacó la aprobación en sala del proyecto que permite a Chile ser parte del convenio constitutivo del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), lo que a juicio del parlamentario permitirá desarrollar iniciativas en la industria del litio o en plantas desaladoras para combatir la sequía.

“Quiero destacar la importancia que tiene para Chile incorporarse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura que impulsa China. Este es un banco muy importante para poder generar proyectos de desarrollo y mejoramiento de infraestructura, pero también de equipamiento para energías renovables, agua potable y va a permitir que el Estado pueda tener un rol más activo en el desarrollo de Chile”, remarcó Núñez.

El parlamentario por la Región de Coquimbo ejemplificó que con el BAII se pueden ejecutar proyectos “en materia de plantas desaladoras u otro tipo de infraestructura para combatir la sequía o en dar usos al litio en materia de energías renovables para de esa manera innovar y aumentar la capacidad de tener Chile en una industria de punta como son las energías renovables. Quiero saludar y destacar la incorporación de Chile al Banco Asiático en Infraestructura como un punto fundamental para generar un desarrollo sustentable, inclusivo y con protección del medio ambiente”.

La iniciativa fue aprobada por la Sala de la Cámara de Diputados por 101 votos a favor y 21 abstenciones. Ahora, sigue ahora su trámite en el Senado.

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (Asian Infrastructure Investment Bank, AIIB por sus siglas en inglés) es una institución financiera internacional que fomenta un desarrollo económico sostenible en Asia en inversiones en infraestructura. Para lograr este objetivo pone sus propios medios a disposición y moviliza fondos públicos y privados.

Fue fundado por iniciativa de la República Popular China en 2015 y es el más reciente banco multilateral de desarrollo. Actualmente la entidad consta de 87 miembros, incluyendo los 57 miembros fundadores. Bélgica, Canadá, y Ucrania están evaluando unirse al AIIB, mientras Estados Unidos, Japón y Colombia no tienen intención de participar.

El BAII está considerado por algunos como una versión continental del FMI y del Banco Mundial, y busca ser un rival por la influencia en la región del Banco de Desarrollo Asiático (ADB). La entidad ha recibido incluso inversión por parte de corporaciones financieras estadounidenses como la Standard & Poor’s, Moody’s o Fitch Group.

Pero, según el Banco Asiático de Desarrollo, las necesidades de inversión en el área de infraestructuras son enormes y dichas inversiones constituyen una importante base para la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

Un estudio del Banco Asiático de Desarrollo del año 2017 afirma que solo Asia debería invertir entre 2016 y 2030 alrededor de 26 billones de USD – 1,7 billones de USD al año – en infraestructura para poder mantener la dinámica de crecimiento, erradicar la pobreza y reaccionar ante el cambio climático.

Según el estudio, cerca de 1.500 millones de asiáticos no tienen acceso a instalaciones sanitarias, mientras que 400 millones carecen de electricidad y 300 millones no disponen de agua limpia. Así, la infraestructura permitiría crear puestos de trabajo, disminuir los costos de producción, mejorar las conexiones con los mercados y garantizar la fiabilidad del abastecimiento de energía y agua.

Facebook Comments

4,233,980FansMe gusta
161,962SeguidoresSeguir
290,033SeguidoresSeguir
16,460SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -