El impacto del aumento de sueldo mínimo a $450.000 en el municipio porteño

Algunas de las personas beneficiarias hablaron sobre la medida que incidió en el sueldo de cerca de 400 trabajadores municipales.

Mientras el gobierno nacional aún no da una respuesta concreta respeto a las demandas sociales, el gobierno local de Valparaíso, escuchando el clamor popular decidió en noviembre de 2019 aumentar el sueldo mínimo municipal a 450 mil pesos líquidos.

Una medida que comenzó a regir este año, presentada por el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, y aprobada por el Concejo Municipal, que beneficia a 370 trabajadores y trabajadoras.

Una de ellas es Dalia Rivadeneira, quien trabaja hace algunos años en el municipio porteño, donde se desempeña como secretaria administrativa de la Oficina de Migrantes. Comenta que “la motivación de un aumento de sueldo influye mucho en el trabajo porque reconoces que tu trabajo está bien, que das todo de ti durante ocho horas diarias, dejas de estar con tu familiar por estar brindando apoyo al ciudadano. Yo creo que es una buena instancia que en esta administración todos seamos parte igualitaria y equitativa, que fomenta nuestro ánimo para seguir en cumplimiento de nuestra vocación.”

Rivadeneira añade que “toda entrada de dinero es bienvenida, porque uno siempre está pensando en que tiene que comprar la mercadería para fin de mes, las colaciones para los niños, la ropa; ahora se viene marzo, hay que comprar uniformes, siempre hay motivos. Hasta para comprar el pan diario hay que tener dinero, entonces siempre es bienvenido y bien acogido el aumento de sueldo. Tiempo atrás, uno no tenía el monto que va a ser ahora de $450.000 mensuales, como sueldo base, para pensar en que se va administrar en el hogar, todo es una administración.”

En ese sentido hace un llamado diciendo que “es una medida que deberían tomar otros municipios, porque la desigualdad en cuanto a planta, a contrata, honorarios, es mucho. Creo que todas las alcaldías municipales deberían optar por este sistema.”

Por su parte, Maritza Rojas, trabajadora de aseo, explica que “hay gente que lleva bastante tiempo y nadie les había hecho el reconocimiento que les están haciendo ahora -y merecido-; estoy agradecida con el municipio por todo lo que está haciendo, porque está mostrando la igualdad entre todos los seres humanos, ya sea en una oficina o en aseo somos todos iguales.”

Compártelo

Comentarios